La Fed deja de lado la paciencia en preludio a una posible baja de tasas

La Reserva Federal dio señales de estar dispuesta a bajar las tasas de interés por primera vez en más de una década para mantener una expansión económica casi histórica en Estados Unidos, luego de hablar de «incertidumbres» en su perspectiva.

Si bien la entidad que encabeza Jerome Powell mantuvo tras la reunión del miércoles su tasa clave en la banda de 2,25%-2,5%, el organismo eliminó en su declaración la referencia a ser «pacientes» con los costos de endeudamiento y pronosticó una lejanía mayor de su meta de inflación de 2% este año.

Las acciones estadounidenses subieron y los bonos del Tesoro del país eliminaron pérdidas tras conocerse la decisión.

El cambio de tono de la Fed surge luego de recibir ataques por parte del presidente Donald Trump por no hacer más para potenciar la economía y un día después de la publicación de un informe de Bloomberg News que afrirma que el mandatario pidió este año a abogados de la Casa Blanca buscar opciones para destituir a Powell.

En una conferencia de prensa posterior a la reunión, Powell declaró: «la ley es clara, tengo un mandato de cuatro años y tengo la intención de cumplirlo». La Fed aún proyecta un mercado laboral sólido y una inflación cerca de su meta, pero «las incertidumbres acerca de esta perspectiva han aumentado», planteó el Comité Federal de Mercado Abierto en la declaración tras un encuentro de dos días en Washington.

Cómo impacta la suba de la tasa de interés de la Reserva Federal de EEUU en Argentina

«A la luz de estas incertidumbres y presiones inflacionarias moderadas, el comité seguirá de cerca las implicancias de la información próxima para el panorama económico y actuará según corresponda a fin de sostener la expansión», se indicó.

La votación del FOMC no fue unánime, ya que el presidente de la Fed de Saint Louis, James Bullard, se decantó por una disminución de 0,25%. Su voto representó el primer desacuerdo en los 16 meses que lleva Powell como presidente.

Los máximos funcionarios de la autoridad mostraron discrepancias sobre el camino que debe tomar la política monetaria del país. Ocho de los 17 proyectaron una baja antes de 2020, en tanto que otros ocho pronosticaron que no habrá mayor variación y uno anticipó un aumento de las tasas, según proyecciones trimestrales actualizadas.

Las tasas de interés de la Fed no cambiarían hasta fines de 2020

El giro hacia una política monetaria más flexible muestra que la Fed se acerca más a la opinión de la mayoría de los inversionistas de que la guerra comercial de Trump quita impulso a la economía y que las tasas son demasiado restrictivas dado el letargo de la inflación.