Argentina acoge a médicos venezolanos que escapan de la represión y la crisis

El joven médico venezolano Jean Álvarez es uno de los miles de profesionales de la salud que han tenido que hacer sus maletas y partir a países como Argentina, para escapar de la crisis y la represión en esa nación.

Álvarez dijo a la Voz de América que su participación en las protestas del 2017, cuando era un estudiante de postgrado, lo catapultaron al exilio. Argentina es el quinto destino de los venezolanos que han salido de su país.

«Protestábamos todos los días porque no había insumos, porque los pacientes seguían muriendo por falta de medicamentos y esa razón me llevó a que me persiguieran», explicó. Según Álvarez, fue detenido por participar en las protestas y su casa fue vigilada.

No es el único, él es parte de un grupo de al menos 1050 facultativos de Venezuela que al momento integran la Asociación de Médicos venezolanos en Argentina.

De ellos, 525 ya se encuentran ejerciendo su profesión en virtud de un decreto que consideró la crisis humanitaria en Venezuela para permitir la convalidación de sus títulos universitarios en Argentina.

«Hay médicos convalidados ya desde el norte de Argentina, donde hay aproximadamente 50 médicos venezolanos, hasta el sur, donde también hay un profesional venezolano», dijo Álvarez.

La mayoría ha elegido quedarse a vivir en Buenos Aires, la capital de Argentina.

Sin embargo, las mayores oportunidades laborales se presentan en áreas rurales.

«Tenemos casos de médicos que han ido a localidades totalmente rurales donde nunca habían tenido un médico de forma permanente», comentó Álvarez.

Entre 2009 y 2018 se radicaron en Argentina 130.820 venezolanos. Pero de ellos, casi el 50 por ciento llegó en 2018, según datos de la Dirección Nacional de Migraciones del país.