¿Por qué no una comunidad latinoamericana?

La Unión Europea fue el proyecto más visionario y eficaz del siglo XX. Trajo estabilidad a una región hasta el momento azotada por las guerras, uniendo a sus miembros a través de la economía. Fue expandiéndose y perfeccionándose hasta convertirse en lo que es hoy y, a pesar de los peligros externos e internos que amenazan destruir la muralla, una realidad es irrefutable: la UE ha traído muchos más beneficios que problemas. Es la historia de un gran logro en todo el mundo. Hoy, Latinoamérica vive sumida en la inestabilidad. Historias de corrupción, autoritarismos, pobreza y malas políticas económicas empañan los últimos años. ¿Es tan descabellado, bajo este esquema, pensar en la creación de una comunidad latinoamericana? Podría considerarse idealista, mas no descabellado. Los latinoamericanos compartimos los mismos problemas, y podríamos compartir el mismo futuro.

Belén Bernabé Muñoz. Lima (Perú)

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.