Arrestan a dos socios del abogado privado de Trump vinculados a las presiones a Ucrania

Dos socios del abogado privado de Donald Trump, el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, fueron arrestados anoche en el marco de la investigación por las presiones del mandatario estadounidense al Gobierno de Ucrania y se espera su comparecencia en un tribunal de Virginia este jueves, según The Wall Street Journal.

Sus socios habrían ayudado a financiar los esfuerzos para investigar a uno de los rivales políticos del presidente de Estados Unidos, al demócrata Joe Biden.

The Wall Street Journal, que cita fuentes de la Fiscalía de Manhattan, informa que los dos hombres detenidos son Lev Parnas e Igor Fruman, considerados testigos importantes en la investigación de juicio político contra Donald Trump.

Parnas y Fruman presuntamente ayudaron a los esfuerzos de Giuliani para obtener investigaciones en Ucrania sobre los negocios del exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden y su hijo, Hunter Biden.

Se había programado que Parnas participase con los investigadores de la acusación de la Cámara de Representantes este jueves y Fruman el viernes, pero no se esperaba que ninguno de ellos apareciera voluntariamente.

Los demócratas de la Cámara se estaban preparando para emitir citaciones para obligarlos a hacerlo.

Lev Parnas e Igor Fruman son dos hombres de negocios de Florida, originarios del Este de Europa, y han sido investigados por la oficina del fiscal estadounidense en Manhattan.

Ambos han donado a campañas republicanas, según los registros de la Comisión Federal Electoral.

Precisamente ayer, el exvicepresidente estadounidense Joe Biden, aspirante a la candidatura demócrata en las elecciones de 2020, respaldó por primera vez la idea de someter a un juicio político al presidente Donald Trump, después de varios meses de oponerse a ese proceso que ahora impulsa su partido en el Congreso.

«Donald Trump ha violado las responsabilidades de su cargo, traicionado a esta nación y cometido actos que merecen un proceso de destitución. Debería ser sometido a un juicio político», dijo Biden durante un acto de campaña en Rochester (Nuevo Hampshire, noreste de Estados Unidos).

El exvicepresidente, que está empatado con la senadora demócrata Elizabeth Warren en lo alto de las encuestas previas a las primarias de 2020, aparcaba así las reservas que había expresado hasta ahora respecto a la posibilidad de que el Congreso abra un juicio político a Trump a raíz de la investigación que han abierto los demócratas.

El cambio en la postura de Biden es especialmente significativo porque la investigación abierta en la Cámara Baja se centra precisamente en las presiones de Trump al Gobierno de Ucrania para que indagara la posibilidad de que el propio exvicepresidente y su hijo, Hunter, hubieran protagonizado actos corruptos en ese país.

«(Trump) está agujereando nuestra Constitución, y no podemos dejarle que se salga con la suya», subrayó.