Prohíben las botellas pequeñas de champú en los hoteles de California

Los hoteles en el estado más poblado de Estados Unidos tendrán que dejar de regalar a sus huéspedes pequeños botes de champú, según una nueva ley que entraría en vigencia a partir de 2023.

El gobernador Gavin Newsom anunció el miércoles que había firmado una ley prohibiendo a los hoteles regalar potes de plástico llenos de champú, acondicionador o jabón. La norma entrará en vigencia en 2023 para los hoteles con más de 50 habitaciones y en 2024 para los de menos de 50 habitaciones.

Los infractores podrían recibir multas de $500 por la primera transgresión y $2,000 por las siguientes.

La ley sigue a iniciativas similares de algunas de las cadenas de hoteles más grandes del mundo. Marriott International dijo tener planes para dejar de utilizar los pequeños frascos de plástico en sus habitaciones de hotel para diciembre de 2020. IHG, propietaria de marcas como Holiday Inn y Kimpton, indicó que eliminará unos 200 millones de botes pequeños para 2021.

Walt Disney Co. Dijo el año pasado que dejaría de utilizar pequeños frascos de plástico para champú en sus complejos turísticos y cruceros.

La ley en California coincide con los esfuerzos por reducir la basura plástica. El estado ya ha prohibido que las tiendas de alimentación den bolsas de plástico de un solo uso a los clientes sin cobrarlas. El exgobernador Jerry Brown aprobó el año pasado una ley que permitía a los restaurantes entregar cañitas de plástico solo cuando se solicitaba.

El Personal Care Products Council se opuso a la norma, alegando que perjudicaría a los fabricantes de productos de aseo personal.