Informe de tres comités del Congreso concluye que Donald Trump abusó de su poder

Washington – El borrador del informe de tres comités del Congreso, que será llevado a votación esta noche en la Comisión de Asuntos de Inteligencia, concluyó que en sus presiones al gobierno de Ucrania el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abusó de su poder para “su beneficio personal y político”, a costa de la seguridad nacional estadounidense.

Al dar a conocer esta tarde el contenido del documento, los presidentes de los comités de Asuntos de Inteligencia, Adam Schiff; de Investigaciones y Reforma Gubernamental, Carolyn Maloney; y Asuntos Exteriores, Eliot Engel, indicaron que “las acciones del presidente han dañado nuestra seguridad nacional, han socavado la integridad de las próximas elecciones y han violado su juramento”.

“También han desafiado el núcleo mismo de nuestro sistema constitucional de pesos y contrapesos, separación de poderes y el estado de derecho”, indicaron los presidentes de los comités.

La principal base del informe es el contenido de la conversación telefónica del 25 de julio en la que Trump solicitó al presidente de Ucrania, como un favor, que investigara al exvicepresidente Joseph Biden y su hijo Hunter, la empresa de gas Burisma y la desacreditada teoría de que Ucrania interfirió con las elecciones estadounidenses de 2016, en momentos en que el presidente Zelensky le pedía liberar asistencia militar y una reunión en la Casa Blanca.

El exvicepresidente Biden es uno de los principales aspirantes a la candidatura presidencial demócrata.

“Estas investigaciones (fueron solicitadas con) la intención de dañar a un oponente político potencial del presidente Trump y beneficiar la posición política del presidente”, indica uno de los hallazgos del informe.

El análisis sostiene que altos funcionarios del gobierno, como el jefe de Gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el secretario de Energía, Rick Perry, entre otros, tenían conocimiento y aprobaron las presiones del presidente Trump hacia el nuevo gobierno de Ucrania. Más aún recuerda que en una conferencia de prensa, Mulvaney “reconoció públicamente que el presidente vinculaba directamente el control de la ayuda militar a su deseo de que Ucrania llevara a cabo una investigación política, y le dijo a los estadounidenses que ‘superaran’” el cuestionar esa acción.

“Al retener la asistencia militar vital y el apoyo diplomático a un gobierno extranjero estratégico aliado que está involucrado en un conflicto militar instigado ilegalmente por Rusia, el presidente Trump comprometió la seguridad nacional para promover sus intereses políticos personales”, agregó el informe.

También advierte que utilizando el poder de la oficina “y ejerciendo su autoridad sobre el Poder Ejecutivo, el presidente Trump ordenó e implementó una campaña para ocultar su conducta al público y frustrar y obstruir la investigación” de la Cámara de Representantes de Estados Unidos sobre un posible proceso de destitución.

La votación de esta noche tendrá lugar horas antes de que el Comité de lo Jurídico examine mañana, en una audiencia, las bases constitucionales para poner en marcha un proceso de destitución en contra del presidente Trump.

Al Comité de lo Jurídico le tocará la tarea de determinar si deben presentarse cargos de destitución en contra de Trump ante el pleno de la Cámara de Representantes.

En Londres, donde participa en una reunión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el presidente Trump describió a los demócratas como “antipatriotas” por celebrar audiencias sobre su posible destitución mientras está en el exterior.

Mientras, Trump dijo que espera presentar testigos, como el secretario Pompeo, y el jefe de Gabinete interino Mulvaney, si el proceso termina en un juicio político en el Senado, donde los republicanos tienen mayoría (53-47) y espera que se le trate de forma “justa”.

“Al final de un proceso falso y unilateral, (el congresista) Schiff y los demócratas no pudieron presentar ninguna evidencia de irregularidades por parte del presidente Trump”, reaccionó Stephanie Grisham, portavoz de la Casa Blanca.

Ayer, en un informe de minoría, los republicanos del Comité de Asuntos de Inteligencia rechazaron que la conducta de Trump haya sido impropia y que amerite un proceso de destitución en su contra.

Por simple mayoría, la Cámara baja – dominada por los demócratas- puede proponer la destitución de Trump. Pero, la decisión se tomaría en un juicio político en el Senado, donde se requieren dos tercios de los votos.

Una votación en la Cámara baja pudiera tener lugar antes de la Navidad, aunque el juicio político, de ordenarse, esperaría a principios de 2020.