Rotundo “no” de Grassley a financiar en Puerto Rico créditos por niños dependientes e ingresos devengados

Washington – El presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, el republicano Charles Grassley (Iowa), afirmó hoy que no tiene en su agenda de 2020 las propuestas demócratas dirigidas a subsidiar al nivel que funcionan en el gobierno federal, créditos contributivos en Puerto Rico por niños dependientes (CTC) o ingresos devengados (EITC).

“La contestación es no”, dijo Grassley, al responder una pregunta de El Nuevo Día en una sesión con periodistas que cubren su comisión.

Grassley sostuvo que la agenda de su comité, en materia contributiva, debe estar limitada a enmiendas técnicas a la ley de reforma contributiva federal de 2017, medidas tributarias temporales que deben ser renovadas ahora y cualquier revisión relacionada a los impuestos para financiar carreteras y autopistas.

Por medio de un portavoz, Grassley ya había descartado el proyecto aprobado en la Cámara de Representantes que contiene $4,890 millones en asignaciones de emergencia para ayudar a Puerto Rico a mitigar principalmente los daños causados por los terremotos recientes, pero que además incluye medidas tributarias como el financiamiento de los créditos CTC y EITC en la Isla.

Una fuente del Comité de Finanzas del Senado dijo que no necesariamente Grassley se opone a discutir el asunto, aunque ha insistido en la falta de comunicación de los demócratas sobre la legislación.

No obstante, financiar plenamente un EITC en Puerto Rico – que en la Isla existe localmente de forma limitada-, no ha tenido respaldo republicano en los últimos años.

El senador republicano Marco Rubio (Florida), quien fue miembro del Grupo de Trabajo de Desarrollo Económico creado por la ley Promesa, ha apoyado en el pasado el pleno acceso de la Isla al CTC, que – en lo que muchos consideran un error técnico-, solo beneficia en Puerto Rico a familias que tienen tres niños dependientes o más.

Bajo el CTC, una familia puede reclamar hasta $1,400 como reembolso del gobierno federal por cada niño dependiente.

Un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) determinó que financiar plenamente el CTC y el EITC en Puerto Rico costaría al Tesoro federal unos $1,400 millones anuales, inicialmente.

El proyecto de ley aprobado en la Cámara federal incluye además hacer permanente el aumento en el reembolso por el arbitrio federal al ron que Puerto Rico importa a EE.UU., y créditos temporales para patronos que han retenido sus empleados durante la emergencia causada por los terremotos, entre otros asuntos.

Cuando anunció originalmente la oposición del presidente del Comité de Finanzas al proyecto de asistencia de emergencia y medidas tributarias que aprobó la Cámara baja, un portavoz de Grassley dijo que el senador coincide en términos generales con la oposición del presidente Donald Trump al proyecto de asistencia de emergencia y subsidios tributarios para la Isla.

La Oficina de Presupuesto y Gerencia (OMB) de la Casa Blanca ha indicado que consideran innecesaria la legislación y han cuestionado que se la añadiera medidas tributarias como el CTC y el EITC. OMB también renovó entonces sus denuncias sobre malversación y “múltiples casos de alto perfil de corrupción” en Puerto Rico.

Según CBO, el costo total del proyecto demócrata para el erario estadounidense, sería de unos $21,000 millones durante una década.