Más bolivianos consultan en línea sobre síntomas del COVID-19

A pesar de la cantidad de información que circula en los medios de comunicación y a través de las redes sociales, aún hay muchas dudas respecto a los síntomas del COVID-19 y por ello son cada vez más los bolivianos que acuden a las consultas con médicos a través de internet, en las que se brindan consejos, formas de protección y otros detalles.

Douglas Villarroel, un médico boliviano especialista en temas de diabetes y salud digital, recibe entre 20 a 30 consultas online por día y destaca la importancia de este servicio.

“Las consultas llegan no solo desde Bolivia sino de todo el mundo. Existe una gran incertidumbre y mucho miedo a la hora de que las personas se resfrían, porque no saben cómo distinguir entre los síntomas de coronavirus y otras enfermedades virales”, explicó el galeno.

La cuarentena total que rige en el país ha llevado a la población a varios cambios en su rutina diaria que los obliga a permanecer en casa acatando las restricciones.

Ida Peñaranda es una joven que vive en Cochabamba, en el centro de Bolivia, y contó a la Voz de América cómo afronta este complicado momento.

“Estamos respetando el tema del distanciamiento social, salimos casi nunca, solamente a hacer compras estrictamente necesarias y cuando llegamos nos lavamos muy bien para no traer nada que pueda afectar a las personas más vulnerables de esta casa y conservar la calma”.

Mientras tanto, las autoridades de salud reconocen que a pesar de que no se tiene un número elevado de casos como en otros países, se podría generar una cadena de contagios de un momento a otro.

Óscar Urenda, secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, el departamento más afectado por el COVID-19, se refirió a las disposiciones sanitarias para contener la pandemia.

“En los próximos días todos los pacientes positivos serán internados, ahora que tenemos las condiciones para hacerlo”, dijo.

En Bolivia solo dos laboratorios procesan el diagnóstico del COVID-19 con resultados entre 24 y 48 horas.

El gobierno garantizó los reactivos e insumos médicos necesarios para las pruebas, mientras confirmó alrededor de 30 casos positivos en el país.