Cruceros impactados por coronavirus cruzan el Canal de Panamá

El crucero «Zaandam», con muertos y afectados por el nuevo coronavirus, y su buque asistente «Rotterdam» cruzaron este lunes el Canal de Panamá, informó la subadministradora de la vía interoceánica, Ilya Marotta.

El Canal de Panamá «cierra un día extraordinario (…) Mi reconocimiento y agradecimiento a todos los que apoyaron este acto humanitario», escribió Marotta en su cuenta de Twitter, donde publicó imágenes con la salida del buque «Rotterdam» por las esclusas de Agua Clara, en el Mar caribe.

Dos horas antes la funcionaria había hecho un anuncio similar del crucero «Zaandam», la primera de las dos embarcaciones en concluir su travesía por la ruta panameña con rumbo incierto, tras el rechazo del alcalde de la localidad estadounidense de Fort Lauderdale a recibirlas.

La Autoridad del Canal de Panamá anunció a las 23.45 GMT del domingo que los dos barcos iniciaban la travesía por la ruta, de 80 kilómetros, luego de completar sus operaciones de transbordo de pasajeros y abastecimiento de suministros.

El «Zaandam» zarpó de Buenos Aires el 7 de marzo con unas 1.800 personas a bordo hacia San Antonio, en la costa central de Chile.

Sin embargo, se vio obligado a alterar su recorrido hacia Panamá ante el cierre de puertos y fronteras decretados por los gobiernos sudamericanos para contener la expansión del coronavirus.

Pero una vez allí se topó con la negativa de las autoridades sanitarias panameñas a que atravesara el Canal, aunque permitieron que el buque recibiera asistencia en sus aguas, donde se halla desde el viernes.

Hasta ahí se desplazó el crucero «Rotterdam» desde San Diego, Estados Unidos, con suministros, personal y kits de prueba del nuevo coronavirus.

Además, se realizó el transbordo en altamar de un grupo de 400 personas sin síntomas del nuevo coronavirus desde el «Zaandam» al «Rotterdam».

Finalmente Panamá accedió a autorizar el cruce «humanitario» la noche del sábado.

Ambas embarcaciones, propiedad de Holland America, pretenden ahora llegar hasta Fort Lauderdale, en la costa este de Florida, pero el alcalde de esta localidad dijo que por el momento no hay condiciones para recibirlas.

(Con información de AFP y AP)