Expresidente del fútbol brasileño será liberado de prisión en EEUU por motivos humanitarios

El octogenario expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) José Maria Marin, encarcelado como parte de la investigación de corrupción dentro de la FIFA, será liberado antes de tiempo por motivos humanitarios, dijo el lunes la jueza del caso.

Pamela K. Chen sostuvo que Marin va a ser liberado en parte debido a la pandemia de coronavirus.

Las cárceles y prisiones de Estados Unidos están reportando una propagación acelerada del coronavirus, por lo que miles de reclusos están siendo liberados para limitar el número de posibles víctimas. Marin cumplía una sentencia de cuatro años que iba a finalizar en diciembre.

El comunicado de Chen citó la “edad avanzada de Marin, de 87 años, un deterioro significativo de su salud, un riesgo elevado de graves consecuencias para la salud debido al brote de COVID-19, su condición de reo no violento y el cumplimiento del 80% de su sentencia original” como las razones para su liberación anticipada, que no aclaró cuándo se produciría.

Marin fue declarado culpable en diciembre de 2017 por seis cargos de conspiración, que incluyen cometer fraude y lavado de dinero.

El hombre que supervisó la organización del Mundial 2014 fue uno de los tres presidentes de la CBF acusados por el escándalo de corrupción de la FIFA, pero el único encarcelado.