México compra 211 respiradores estadounidenses

México recibió este martes un cargamento de 211 respiradores artificiales, un equipamiento médico vital para combatir a la COVID-19 y cuya escasez ha puesto en jaque a los servicios sanitarios de numerosos países por todo el mundo.

El encargado de desvelar la noticia fue el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien, a través de las redes sociales, anunció la llegada del avión que transportaba este envío que servirá para «hacer frente a la pandemia».

El funcionario mexicano aprovechó su mensaje para agradecer al presidente de EE.UU., Donald Trump, su participación en la operación; así como a la transportista Fedex y a la empresa Hamilton Medical por hacer posible la transacción.

El propio Ebrard dio detalles de la operación durante una conferencia de prensa matutina, en la que explicó que el precio de los respiradores osciló entre los 16.000 y los 24.000 dólares, según el modelo.

«Aquí no hubo ningún intermediario, fue directamente con la empresa que los produce», agregó.

El pasado 17 de abril, el presidente Trump ofreció a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, la posibilidad de comprar 1.000 respiradores antes de que acabara el mes de abril. Curiosamente, este martes Ebrard, en un segundo tuit, destacó la llegada del cargamento «justo hoy como lo previeron los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump».

El ofrecimiento de Trump entonces no estuvo exento de polémica, puesto que en ese momento numerosas voces criticaban a la administración estadounidense por su lentitud a la hora de enfrentar la pandemia, lo que habría provocado una grave carencia de insumos médicos, entre ellos, respiradores.

De hecho, debido a las críticas, el secretario de Estado Mike Pompeo había asegurado el 7 de abril que EE.UU. no enviaría material médico al extranjero hasta que «se haya satisfecho la demanda» interna.

Desde entonces, no obstante, Trump se ha jactado de haber resuelto esta carencia gracias a la capacidad de producción de la industria estadounidense.

«Ahora somos los reyes de los respiradores. Tenemos cientos de miles en construcción, no los necesitamos», aseguró el mandatario ese mismo 17 de abril.

Desde entonces, Trump ha ofrecido públicamente estos equipamientos a diversos países, como México, Paraguay o España.

Sin embargo, ante las consultas de la Voz de América, el departamento de Estado ha rechazado informar si Washington ha donado respiradores a algún país en la últimas semanas y apenas ha confirmado que, oficialmente, el Gobierno estadounidense se los ha ofrecido a El Salvador, Ecuador, Honduras, Etiopía e Indonesia.

Cabe señalar que el cargamento recibido por México este martes no es ayuda humanitaria, sino parte de una transacción comercial de carácter privado, llevada a cabo entre el Gobierno de México y la empresa Hamilton Ventilators.