Donald Trump amenaza salir de la OMS y congelar permanentemente los fondos en 30 días

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, que el país norteamericano hará permanente el congelamiento de fondos al ente internacional y «reconsiderará» su pertenencia a la misma en 30 días si no realiza «mejoras sustanciales» en el marco de la pandemia del coronavirus.

«Le informo de que si la OMS no lleva a cabo mejoras sustanciales importantes en los próximos 30 días, haré permanente mi congelación temporal de la financiación de Estados Unidos a la OMS y reconsideraré nuestra pertenencia a la organización», indicó el líder republicano en una carta, dirigida a Tedros, que difundió a través de su cuenta de Twitter. «No puedo permitir que los impuestos de los americanos continúen financiando una organización que, en su estado presente, claramente no sirve a los intereses de Estados Unidos», agregó.

Mediante la misiva, Trump concretó que, a su juicio, la OMS falló en la respuesta frente al brote y remarcó la «alarmante falta de independencia» del organismo de Naciones Unidas respecto a China, país en el que se originó el nuevo coronavirus: «Está claro que sus repetidos pasos en falso y los de su organización respondiendo a la pandemia fueron extremadamente costosos para el mundo», señaló en la carta, en la que muestra una cronología de las acciones llevadas a cabo por la OMS desde diciembre de 2019.

«La única manera en la que la OMS puede avanzar es si, de hecho, demuestran independencia respecto a China», agregó, antes de avisar que «se necesita una acción rápidamente». «No tenemos tiempo que perder», afirmó. En este contexto, acusó a la OMS de «ignorar» las «creíbles» informaciones que apuntaban a la propagación del coronavirus en Wuhan a principios de diciembre de 2019 «o incluso antes», incluyendo reportajes aparecidos en la revista médica The Lancet.

En cuanto a la transmisión de persona a persona, Trump criticó que las autoridades taiwanesas informaron a la OMS de la misma el 31 de diciembre pero, «la OMS eligió no compartir nada de esta información crítica con el resto del mundo, probablemente por razones políticas». En referencia a China, el mandatario rechazó que las autoridades del país asiático «no informaron» a la OMS del riesgo de salud pública en el período marcado por las Regulaciones Internacionales de Salud, de 24 horas, y no lo hicieron hasta el 31 de diciembre, según la carta, que consta de cuatro páginas.

Ataque de Trump a la OMS acelera colapso de cooperación global

Afirmaciones «engañosas e inexactas»

Por otra parte, Trump aseguró que la OMS pronunció «repetidamente» afirmaciones sobre el coronavirus que eran «groseramente inexactas o engañosas». Ejemplificó sus palabras con que, el 21 de enero, el presidente chino, Xi Jinping, «según los informes, presionó» a Tedros para que «no declarara el brote de coronavirus como una emergencia». Según el norteamericano, al día siguiente Tedros «le dijo al mundo que el coronavirus no planteaba una emergencia de salud pública de preocupación internacional».

El mandatario también criticó que Tedros «fracasó» al intentar que China admitiera recibir en el país a un comité de expertos médicos internacional de la OMS. «Como resultado, este equipo crítico no llegó a China hasta el 16 de febrero (…) e incluso después no se permitió al equipo visitar Wuhan hasta los últimos días de su visita». «Notablemente, la OMS guardó silencio cuando China negó a los dos miembros americanos del equipo el acceso completo a Wuhan», agrega Trump.

«Durante toda la crisis, la OMS insistió curiosamente en alabar a China por su transparencia», apuntó el líder estadounidense, que se mostró muy duro al afirmar que, cuando la OMS «finalmente» declaró el virus como una pandemia el 11 de marzo, «ya había matado a más de 4.000 personas e infectado a más de 100.000 en 114 países de todo el mundo».

La Casa Blanca se mostró especialmente crítica con la influencia de China sobre la OMS y con el papel jugado por la organización en la pandemia de la COVID-19. A mediados de abril, Trump anunció su decisión de suspender la financiación a la OMS al tiempo que acusó a la organización de «encubrimiento» del coronavirus.

Este mismo lunes, el secretario de Sanidad estadounidense, Alex Azar, aprovechó su participación en la Asamblea Mundial del organismo dependiente de Naciones Unidas para acusar a la organización y a China de falta de transparencia sobre el coronavirus.

Por su parte, Xi defendió al inicio de la cita la gestión de la pandemia llevada a cabo tanto por su país como por el organismo de la ONU y remarcó que Pekín hizo «todo lo que estaba en su mano» para ayudar a otros países a hacer frente a la crisis.

DS/FF