Raúl Grijalva presentó su proyecto de ley para reformar Promesa

Washington – El presidente del Comité de Recursos Naturales, el demócrata Raúl Grijalva, presentó hoy en la Cámara de Representantes de Estados Unidos el proyecto de ley que busca reformar la ley Promesa, que incluye asegurarle $800 millones anuales a la Universidad de Puerto Rico y prohibir que miembros de la Junta deSupervisión Fiscal (JSF) hayan sido funcionarios del gobierno de la Isla.

Con el apoyo de los cuatro demócratas boricuas del Congreso, la legislación permite cancelar parte de la deuda del gobierno de Puerto Rico, crearía una comisión para auditar la deuda pública e incluye lenguaje que busca evitar los conflictos éticos de los contratistas de la JSF, que controla las finanzas públicas de la isla.

El proyecto ordenaría a la JSF crear una junta para asuntos éticos, integrada por tres personas que no sean miembros del ente fiscal.

Ningún miembro de la JSF pudiera haber sido funcionario del gobierno central de Puerto Rico, de sus municipios o corporaciones públicas. Tampoco puede haber trabajado para instituciones financieras del gobierno de Puerto Rico o corporaciones que han vendido, comprado o asegurado bienes financieros del gobierno territorial, según el proyecto.

Esa prohibición evitaría la continuidad en la Junta de los puertorriqueños José Carrión III, quien presidió la junta de una corporación pública de la Isla, y de los ex presidentes del Banco Gubernamental de Fomento José Ramón González y Carlos García.

Enmiendas a la ley Promesa by El Nuevo Día on Scribd

La misma prohibición aplicaría para el puesto de director o directora ejecutiva.

El proyecto de ley es coauspiciado por los cuatro congresistas demócratas puertorriqueños, Nydia Velázquez, Alexandria Ocasio Cortez, José Serrano y Darren Soto.

La medida no incluyó propuestas originales del borrador de Grijalva que creaban un coordinador federal para la Reconstrucción y un oficial de Revitalización para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). Pero, la legislación presentada hoy persigue eliminar el puesto de oficial de Revitalización que ahora tiene la ley Promesa.

El proyecto de ley demócrata ordena que se promuevan inversiones para el desarrollo económico de Puerto Rico, presumir que serán públicos los documentos relacionados a la deuda pública y establece que los gastos de la Junta serán pagados por el Tesoro federal.

Grijalva adelantó la semana pasada a El Nuevo Día que la legislación mantiene su propuesta original de proteger el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico, y otros servicios esenciales, como en las áreas de salud y seguridad.

El congresista demócrata, mientras, había descartado la propuesta de crear un coordinador federal para la Reconstrucción, pues se le convenció de que eso representaría añadir otro “nivel de control” sobre la Isla, además del Congreso y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Desde hace unos meses, la Casa Blanca nombró un coordinador federal para la Recuperación de la Isla, el contralmirante Peter Brown, asignado a la Oficina de Presupuesto y Gerencia.

Aunque Grijalva ha reconocido que sus propuestas para enmendar la ley Promesa no avanzarán en una mayoría republicana del Senado, el congresista ha indicado que cree importante aprobarlas en el pleno de la Cámara baja en esta sesión legislativa, para que tengan mayor fuerza bajo un presidente demócrata el próximo cuatrienio.