El Banco Central Europeo ofrece alivio de capital a bancos para enfrentar la pandemia

El Banco Central Europeo ofreció a los prestamistas una cuarta ronda de alivio regulatorio para ayudar a que los esfuerzos de estímulo masivo impregnen una economía afectada por el virus.

Los bancos tendrán autorización para excluir temporalmente los depósitos mantenidos en bancos centrales al calcular una métrica de solidez financiera conocida como índice de apalancamiento, dijo el jueves el BCE en un comunicado.

Con un índice de apalancamiento más flexible durante los próximos nueve meses, los bancos podrán otorgar más préstamos con menos capital.

El coronavirus hundió la economía de la eurozona en su recesión más profunda de la historia.

EL coronavirus hundió a la economía de la eurozona en su recesión más profunda de la historia,

El Banco Central Europeo respondió aumentando las compras de bonos para mantener bajos los costos de endeudamiento, apuntando simultáneamente a garantizar que los bancos pudieran otorgar créditos baratos a empresas y particulares.

El alivio, que se extiende hasta junio del año entrante, aumentará el índice agregado de los bancos de 5,36% a aproximadamente 5,66%.

La opción de relajar temporalmente el índice de apalancamiento durante la pandemia fue introducida por formuladores de política de la Unión Europea a principios de este año, cuando ajustaron la legislación destinada a respaldar el crédito a empresas y familias.

El índice mide el capital como proporción de los activos.

Un índice de apalancamiento de 3% se convertirá en un requisito obligatorio para los bancos de la UE a mediados del próximo año.

Las instituciones ya divulgaron la métrica para dar una mejor idea de su solidez financiera.

Banqueros como Sergio Ermotti, director ejecutivo de UBS Group AG, han pedido que el alivio del índice de apalancamiento sea permanente, argumentando que los depósitos del banco central no son una fuente de riesgo para los prestamistas.

El BCE dijo este jueves 17 de septiembre que si decide extender el alivio, eso implicaría “una recalibración al alza” del requisito de un índice de apalancamiento de 3%.