El huracán Sally desató inundaciones en Alabama y Florida al depositar casi 25 pulgadas de lluvia

Pensacola, FloridaEl huracán Sally arremetió lentamente contra tierra el miércoles cerca de los límites entre Alabama y Florida con vientos de 105 millas por hora (mph) y más de 23 pulgadas de lluvia, inundando viviendas y obligando a rescatar a cientos de personas en lo que podría ser una marcha lenta y desastrosa por el sur de Estados Unidos.

Moviéndose a tan sólo 3 mph, más o menos la velocidad a la que camina una persona, la tormenta tocó tierra a las 4:45 a.m. cerca de Gulf Shores, Alabama, ubicada a unas 30 millas de Pensacola, Florida. El ciclón aceleró a un trote ligero mientras golpeaba las zonas metropolitanas de Pensacola y Mobile, Alabama, en las que residen cerca de 1 millón de personas.

Arrojó embarcaciones tierra adentro o las hundió en los muelles, derribó palmeras, arrancó techos y tumbó señalamientos, además de dejar sin servicio eléctrico a más de 540,000 viviendas y negocios. Una réplica de una carabela de Cristobal Colón, la Niña, que se encontraba atracada frente a Pensacola, ha desaparecido, informó la policía.

Sally mandó a la deriva una grúa flotante, que posteriormente se estrelló contra el nuevo Puente Tres Millas sobre la Bahía de Pensacola, lo que provocó que se desplomara un tramo de la construcción de apenas un año de existencia, indicaron las autoridades. La tormenta también destruyó una larga sección de un muelle de pesca en el Parque Estatal del Golfo en Alabama el mismo día en que estaba programada su ceremonia de inauguración luego de una renovación de $2.4 millones.

Por la tarde, las autoridades del condado Escambia, donde se ubica Pensacola, informaron que al menos 377 personas habían sido rescatadas de zonas inundadas. Más de 40 personas que quedaron atrapadas por el agua fueron puestas a salvo en cuestión de una hora, incluyendo a cuatro miembros de una familia hallados en un árbol, dijo el jefe de la policía del condado, David Morgan.

Las autoridades de Pensacola, donde Sally convirtió avenidas en ríos, señalaron que 200 miembros de la Guardia Nacional llegarían al lugar el martes para brindar ayuda. Se anunciaron toques de queda en el condado Escambia y en algunas localidades costeras de Alabama.

Hacia las primeras horas de la tarde, Sally se había degradado a tormenta tropical y sus vientos se redujeron a 70 mph. Las precipitaciones continuaban en partes de la zona afectada la tarde del miércoles y se anticipaba que la tormenta desencadenara aguaceros tierra adentro el jueves al avanzar sobre Alabama en dirección a Georgia. Durante buena parte del día, el meteoro se movía a tan sólo cinco mph, por lo que las lluvias se concentraban.

Más de 25 pulgadas fueron registrados cerca de la Estación Aeronaval de Pensacola, y casi tres pies de agua cubría las calles en el centro de Pensacola, reportó el Servicio Nacional de Meteorología.

Mientras tanto, lejos en el Océano Atlántico, Teddy se convirtió en huracán el miércoles con vientos de 100 mph. Los meteorólogos dijeron que podría alcanzar fuerza de categoría 4 antes de acercarse a las Bermudas, que hace apenas unos días fueron azotadas por el huracán Paulette.