Empleados públicos se rebelaron contra el chavismo: «Maduro, tú eres el genocida»

En el marco de la crisis económica más atronadora de su vida y días antes de las elecciones legislativas, trabajadores del sector público junto a dirigentes sindicales protestaron en Caracas, por segundo día consecutivo, para exigir al gobierno chavista salarios justos y la liberación de sus compañeros que fueron detenidos exigiendo derechos laborales. 

La concentración fue a escasas cuadras del Palacio de Miraflores, sede del Poder Ejecutivo presidido por Nicolás Maduro, en la plaza de la Moneda, para exigir el pago de un bono de al menos 100 dólares que les permita poder alimentar a sus familias durante el mes de diciembre.

Gricelda Sánchez, vocera de los docentes durante la protesta que no pudo avanzar hacia la sede de la vicepresidencia de la República porque fue bloqueada por los cuerpos de seguridad, manifestó: «Te digo a ti Maduro, Venezuela te quedó grande. Genocida, tú eres el genocida de Venezuela».

«La mayoría de los docentes se están muriendo de hambre, aquí no tenemos calidad de vida, ya no tenemos para comprar alimentos para un día», afirmó.

Venezuela cumple tres años con hiperinflación y una profunda crisis económica que derivó en «catástrofe humanitaria» por la pandemia del Covid-19, según analistas locales y el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó 

Además, Sánchez exigió a Maduro que, «así como les otorgó a los trabajadores del Tribunal Supremo de Justicia un bono de 70 dólares, les dé a los maestros 100 dólares mensuales hasta que se reivindique nuestro salario y nuestros derechos contractuales».

Y advirtió «Aquí no puede ser que un docente que tiene diabetes, como se va a alimentar con esa caja (de alimentos) Clap que el arroz ni los perros se lo comen, arroz y pasta es lo único que estás dando y cómo compra la pastilla, se está muriendo gente de diabetes, no solo son los docentes es toda la población».

Afirmó que «el país le quedó grande» al líder revolucionario, y demandó un pronunciamiento «ante la catástrofe» que su régimen generó para toda la clase trabajadora.

A su vez, el presidente de la Federación de Trabajadores Universitarios, Eduardo Sánchez, indicó que están en las calles exigiendo al gobierno que «responda cuatro puntos que tenemos pendiente desde hace más de 4 años, y que tienen que ver en primer lugar con la libertad de todos los trabajadores presos»

En este sentido, destacó el caso de Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores de Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa) quien «denunció actos de corrupción y ahora le aplican la Ley de Terrorismo».

«A Girot le están cobrando ser un hombre crítico porque la estrategia que tienen es entregar Pdvsa a las transnacionales», afirmó.

Asimismo, dijo, que exigen la restitución de todos los trabajadores que están despedidos, porque «hay más de 3.500 órdenes de reenganche en el ministerio del Trabajo que no son acatadas ni por el Estado ni por el sector privado».

«Estamos pasando hambre y miseria, trabajando en condiciones infrahumanas en la industria y si por denunciarlo nos van a meter presos, vamos a asumir el riesgo», dijo Rosa Rivas, vocera de los trabajadores de Pdvsa

También señaló que piden la derogatoria del «memorando 2792 que es un adefesio construido por los ministerios de planificación y del trabajo donde se violenta el derecho a la huelga, a la contratación, a la libertad sindical».

«Y, por último, y no menos importante, la restitución de la condición del salario de la prestación del servicio del trabajador. No puede ser que no tenemos salarios, porque un salario de 1.200.000 bolívares es 1 dólar, mientras la canasta alimentaria está por los 300 dólares al mes, por eso estamos protestando», manifestó.

En tanto Rosa Rivas, vocera de los trabajadores de Pdvsa, aseguró que «estamos pasando hambre y miseria, trabajando en condiciones infrahumanas en la industria y si por denunciarlo nos van a meter presos, vamos a asumir el riesgo».

Rivas exigió la libertad de Girot y de todos los compañeros detenidos «injustamente», porque «no hemos hecho actos de violencia ni de terrorismo en ninguna instancia». «Presidente haga justicia porque hay un pueblo clamando justicia», acotó.

HV