Uruguay reglamenta cierre de fronteras, negocia compra de vacunas

MONTEVIDEO – El poder ejecutivo de Uruguay reglamentó el decreto que establece una serie de excepciones para el ingreso al país, en un escenario de aumento de casos de coronavirus.

Según la reglamentación, pese al cierre, podrán traspasar las fronteras los extranjeros residentes en Uruguay, tripulaciones de aviones, personal diplomático y brasileños que demuestren que viven en ciudades limítrofes con Uruguay.

Las autoridades explicaron que no se trata de una flexibilización del cierre fronterizo que continúa vigente.

Uruguay: Actualización COVID-19 y vacunas

Uruguay enfrenta un aumento en los casos de contagio de COVID-19 confiando en avanzar su proceso para conseguir la vacuna. Informa desde Montevideo el corresponsal de la Voz de América, Leonardo Luzzi.

El gobierno autorizó además dos viajes humanitarios para traer a cientos de uruguayos que quedaron varados en Argentina. Uno de esos barcos llegará este jueves y el próximo el día 18 de este mes.

¿Y la vacuna?

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, dijo a La Voz de Melo, una radio del interior del país, que se está en la etapa final de la negociación con los laboratorios.

ARCHIVO – El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, entra en un edificio del gobierno protegido contra COVID-19. Foto Leonardo Luzzi, VOA.

“Nosotros apostamos a las vacunas de mejor calidad obviamente que haya disponibles y es muy importante el tiempo de llegada”, afirmó el presidente.

Hoy, tres departamentos (regiones) de Uruguay, (Montevideo que es la capital del país, Rocha y Rivera, que son fronterizos con Brasil) están en alerta color rojo debido a la cantidad de personas infectadas con coronavirus, de acuerdo a la escala de la Universidad de Harvard.

A todo esto, el Ministerio de Salud comunicó que por un error informático se omitió contabilizar, en los últimos 15 días, 500 casos nuevos,, pero las cifras oficiales ya fueron corregidas.

Desde marzo, fallecieron en Uruguay 275 personas y se han contagiado 28.475, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Actualmente, hay casi 7.500 personas cursando la enfermedad, de acuerdo con las autoridades locales.