¿Cómo será la toma de posesión de Joe Biden?

Protegido por más de 20,000 soldados, con asistencia limitada por la pandemia del COVID-19 y miles de espectadores a distancia, jurará Joe Biden como presidente de Estados Unidos, el próximo miércoles, 20 de enero.

El político de carrera será el mandatario 46 en la historia del país norteamericano, más dividido que nunca tras la tumultuosa administración de Donald Trump.

La ceremonia proyecta ser fuera de lo tradicional, cuyos cambios no solo se deben al virus, sino también a las amenazas amenazas de grupos de extrema derecha que apoyan a Trump en su falso argumento de que Biden se robó las elecciones.

La Policía del Capitolio, al igual que la de Washington D.C. y el Negociado federal de Investigaciones (FBI, en inglés) han tomado precauciones y afirman estar preparados para una transición pacífica.

A continuación te decimos lo que sabemos sobre la ceremonia:

¿Por qué se realiza una toma de posesión frente al Capitolio federal?

La ceremonia de toma de posesión de la presidencia de Estados Unidos se realiza cada cuatro años el 20 de enero (21 de enero si la fecha original cae domingo) frente al Capitolio federal. El evento tiene la intención de marcar el cambio pacífico de una administración a otra, por el bien de la democracia de Estados Unidos.

El proceso requiere que la vicepresidenta electa jure antes que el presidente, repitiendo el mismo juramento de cargo que se ha recitado desde 1884:

“Juro solemnemente que apoyaré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos contra todos los enemigos, extranjeros y nacionales; que voy a llevar la verdadera fe y lealtad a la misma; que tomo esta obligación libremente, sin ninguna reserva mental o propósito de evadirla; y que cumpliré bien y fielmente los deberes del oficio en el que estoy a punto de ejercer: Así que ayúdame Dios.”

Una vez jura la vicepresidenta electa de Estados Unidos, Kamala Harris, le tocará el turno a Joe Biden recitando las siguientes palabras:

“Juro solemnemente que ejecutaré fielmente la Oficina del Presidente de los Estados Unidos y que, en la medida de mis posibilidades, preservaré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos”.

¿Por qué Donald Trump no asistirá?

Trump deja la presidencia de Estados Unidos sin aceptar su derrota. Por el contrario, sus últimas declaraciones insisten en acusar a la administración entrante de robarse los comicios y de que el proceso de votación no fue legítimo.

El pasado 8 de enero Trump tuiteó que no asistiría a la toma de posesión.

“Para todos los que han preguntado, no iré a la inauguración el 20 de enero”, escribió Trump.

El presidente saliente, incluso, no recibirá a Biden en la Casa Blanca, pues varias fuentes cercanas a Trump dijeron que saldría de Washington horas antes de la juramentación.

¿Los ciudadanos pueden ir?

La alcaldesa Muriel Bowser le pidió al a población que se quede en casa. Además, la empresa de alquileres a corto plazo Airbnb canceló todas las reservas para evitar que la gente visite la capital.

Las carreteras del centro y las estaciones de metro estarán cerradas y las autoridades están tan decididas a mantener a la gente alejada que se considera cerrar todos los puentes desde Virginia.

¿Cómo será la ceremonia de Biden considerando la pandemia del COVID-19?

Al igual que sus predecesores, Biden y Harris tomarán sus juramentos de cargo fuera del Capitolio. Jennifer Lopez actuará y Lady Gaga cantará el himno nacional. Biden, según el sitio web de inauguración, dará un discurso a la nación, “estableciendo su visión para derrotar la pandemia, construir mejor y unificar y sanar a la nación”.

Después, Biden y Harris completarán la tradicional inspección “Pass in Review” de las tropas de todas las ramas de servicio, un ritual que simboliza la transferencia pacífica del poder a un nuevo Comandante en Jefe.

Biden, la primera dama Jill Biden, Harris y el segundo caballero Douglas Emhoff visitarán más tarde el Cementerio Nacional de Arlington para poner una corona en la Tumba del Soldado Desconocido. Estarán acompañados por ex presidentes y primeras damas tales como Barack y Michelle Obama, George W. y Laura Bush, y Bill y Hillary Clinton.

¿Qué tipo de seguridad habrá durante el evento?

La toma de posesión se produce justo dos semanas después de la insurrección en el Capitolio federal protagonizada por seguidores de Donald Trump, que fueron incitados por él en un mensaje cerca de la Casa Blanca, previo a los disturbios. El motivo de la insurrección era impedir que el Congreso confirmara la victoria de Biden como presidente de Estados Unidos.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley insisten en que no serán atrapados con los pies planos esta vez y el FBI advirtió de protestas armadas y posibles ataques planificados por simpatizantes de Trump en D.C. y en todas las capitales del estado.

Los funcionarios de seguridad advirtieron ayer que el aumento de la fortificación del Capitolio y la Casa Blanca podría impulsar a los posibles insurgentes a buscar objetivos más blandos en D.C. o en otros lugares del país.