Los CDC exigen prueba de COVID-19 para vacunados que tengan contacto con algún caso positivo

Si recibiste la vacuna contra el COVID-19, pero tuviste contacto con alguien contagiado y te preguntas si debes hacerte una prueba, la respuesta es sí.

La nueva directiva de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) dice que las personas que están completamente vacunadas deben someterse a una prueba en un plazo de tres a cinco días de ser expuestas potencialmente, aunque no tengan síntomas.

Ese cambio se produjo dos meses después de que la agencia mitigó sus directrices iniciales de pruebas.

En mayo, los CDC dijeron que las personas vacunadas enfrentaban poco riesgo de enfermarse severamente y no necesitaban someterse a pruebas en la mayoría de los casos, incluso si resultaban expuestas a una persona enferma. La idea era que los vacunados no eran propensos a transmitir el virus a otros.

Pero los CDC dicen ahora que modificaron la directiva debido a la variante delta, más contagiosa y que representa ahora la mayoría de las infecciones con coronavirus.

Las vacunas contra el COVID-19 son muy buenas para proteger a las personas de enfermedad grave, pero los CDC dice que nuevos datos indican que las personas vacunadas infectadas con la variante delta pudieran contagiar a otros.

Los médicos, enfermeros y otros trabajadores de salud deben consultar con sus empleadores, algunos de los cuales pudieran requerir pruebas regulares para su personal. Las personas que trabajan en prisiones y albergues para desamparados generalmente están sujetas también a los nuevos requerimientos.

Los ciudadanos estadounidenses que regresan al país siguen teniendo que presentar una prueba negativa de coronavirus antes de abordar sus vuelos, sin importar si están vacunados. Quienquiera que dé positivo, tiene que aislarse por 10 días, dicen los CDC.