Cientos de artistas exigen a Cuba respetar las libertades

Más de 300 escritores y artistas internacionales se unieron el miércoles a activistas de derechos humanos para instar al gobierno de Cuba a que respete la libertad de expresión, libere a los manifestantes detenidos en las protestas de julio y permita regresar a la isla a los exiliados.

“No hay ninguna justificación válida para perseguir a artistas por sus opiniones”, expresaron en una declaración escrita titulada “Dejen a los artistas vivir y trabajar libremente”.

“Instamos al gobierno cubano a respetar el papel fundamental que juegan el arte y los artistas en la sociedad y a cesar de inmediato el hostigamiento contra artistas que expresan posiciones políticas y sobre asuntos sociales que no coinciden con la ideología rígida del gobierno”, dijeron.

El documento está firmado por las organizaciones Pen International, Artists at Risk Connection de Pen America y Human Rights Watch junto a artistas, filósofos y escritores de la talla de Meryl Streep, Paul Auster, Orhan Pamuk, Isabel Allende, Mario Vargas Llosa y Elena Poniatowska, entre otros. Está avalado también por artistas cubanos independientes como Tania Bruguera, Coco Fusco y Hamlet Lavastida.

No hubo reacciones del gobierno cubano a esta declaración en específica, aunque en ocasiones anteriores las autoridades rechazaron las denuncias y lamentaron que artistas destacados de otros países se sumaran a campañas o a ataques contra la isla los cuales, a su entender, buscan darle una justificación a las sanciones estadounidenses impuestas hace seis décadas para imponer un cambio de modelo o avalar “golpes blandos” contra un proceso poco afín a Washington.

Algunos artistas cubanos se han convertido en una voz de denuncia de falta de libertades y derechos fundamentales en la isla. Entre ellos están los músicos, escritores, actores y artistas plásticos que iniciaron los movimientos “San Isidro”, “27N” y “Archipiélago”, que han organizado manifestaciones y han utilizado internet para denunciar abusos.

Algunos de esos artistas escribieron e interpretaron la canción “Patria y vida”, que se convirtió en un himno de protesta contra la represión.

Otros creadores en la isla, en cambio, expresaron públicamente su apoyo al gobierno y a la revolución cubana. La Bienal de Artes Plásticas en La Habana convocó a decenas de creadores en muestras mientras otros en el extranjero llamaron a boicotearla.

La carta abierta señaló que los artistas cubanos han conseguido llamar la atención “a nivel internacional sobre el desprecio absoluto del gobierno cubano hacia los derechos humanos”, sentando las bases para las protestas de julio de 2021.

En las protestas de julio, las más concurridas en mucho tiempo, varios grupos de personas protestaron por la falta de alimentos, medicinas y por la respuesta del gobierno a la pandemia del coronavirus mientras otros cantaban “Patria y vida”. Una manifestación planeada para el 15 de noviembre por Archipiélago, fundado por el dramaturgo Yunior García, no tuvo éxito.

García salió por voluntad propia a España dos días después -y aseguró que no pedirá asilo-, lo que ocasionó muchas críticas y divisiones en el activismo.

Human Rights Watch ha indicado que como respuesta a esas protestas el gobierno realizó “detenciones arbitrarias, maltratos y procesos penales plagados de abusos” contra los manifestantes y advirtió que cantar “Patria y Vida” podría considerarse un delito. El gobierno de la isla ha dicho que las protestas son alentadas desde Estados Unidos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.