Iglesias: “Hay que dialogar con quien esté al frente de la Generalitat”

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha asegurado este miércoles sobre la reunión que el próximo 6 de febrero mantendrán el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el catalán Quim Torra que, en democracia, uno no puede elegir a su interlocutor. «Hay que sentarse [a dialogar] con quien esté al frente de la Generalitat», ha remarcado.

Iglesias ha asegurado que un presidente de Gobierno tiene que sentarse a hablar con todos los presidentes, independientemente de que «le caigan bien, mal o regular». «Es una obligación y nos pagan por eso», ha dicho. Según el político, «si hay elecciones en Cataluña, quizás haya otro presidente o presidenta, pero el Ejecutivo tendrá que dialogar con quien esté. No podrá elegir; a veces es más fácil y otras, más difícil».

Para el líder de Unidas Podemos, que ha visitado esta mañana las zonas devastadas por la borrasca Gloria en el litoral de Valencia y Alicante, la única receta para afrontar la crisis catalana es “diálogo, diálogo y diálogo” y ha lamentado, apuntando en dirección a la derecha: «Precisamente estamos así porque algunos no han sabido hacerlo». «Que nos dejen hacer, que nos dejen trabajar porque hay muchas cosas que solucionar», ha dicho.

La reacción de Iglesias al anuncio hecho este miércoles por el presidente Torra de un adelanto electoral en Cataluña al que pondrá fecha una vez que el Parlamento catalán haya aprobado los presupuestos ha sido escueta: «Si hay elecciones se presentarán los partidos políticos y pronto habrá nuevo Gobierno en Cataluña. Poco más que decir».

Del político catalán Jaume Asens, recién nombrado presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Iglesias ha dicho que es una persona asociada al diálogo y a la empatía, con prestigio en Cataluña por haber defendido los derechos humanos, y ha adelantado que desempeñará un papel importante y crucial en el Estado.

España, ha dicho el vicepresidente, es un país diverso y el hecho de que el grupo esté presidido «por alguien que viene de la confluencia catalana, En Comú Podem, es una manera de reforzar lo que nosotros entendemos que tiene que ser un país que escuche a todo el mundo, que dialogue y que empatice».

Iglesias ha declinado hacer más valoraciones sobre la posición del Gobierno español respecto al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela y se ha remitido a lo dicho hasta ahora por el presidente Sánchez y el ministro José Luis Ábalos. A preguntas de los periodistas, ha asegurado que no sabía del paso de la número dos de Venezuela, Delcy Rodríguez, por España.

Cloacas del Estado

De la declaración en la Audiencia Nacional de Eugenio Pino, ex director adjunto operativo de la Policía Nacional con los Gobiernos del PP, el vicepresidente ha remarcado que las cloacas del Estado «son una de las grandes vergüenzas de nuestra democracia» y ha pedido que los tribunales actúen, «caiga quien caiga».

Iglesias ha recorrido esta mañana, en la que ha sido su primera salida institucional como vicepresidente segundo, las playas de Dénia, en Alicante, y Oliva, en Valencia y ha enfatizado que los daños que ha sufrido buena parte del litoral mediterráneo español debido al último temporal son consecuencia «del fracaso de un modelo apoyado en los pelotazos urbanísticos y la especulación».