“Desarrollar el turismo es clave para pagar la deuda”

Tras hacer al San Lorenzo de Almagro campeón de la Copa Libertadores por primera vez en su historia y triplicar el número de socios bajo su presidencia (2012-2019), el abogado y empresario Matías Lammens (Buenos Aires, 39 años), afronta otro desafío: convertir Argentina en una potencia turística. No es una tarea fácil, dada la crónica crisis económica del país. Lammens, que compitió por la alcaldía de Buenos Aires y perdió, casi ha estrenado su nuevo cargo en Madrid durante la 40 edición de FITUR. «El turismo es un objetivo estratégico del nuevo Gobierno de Alberto Fernández. Cada peso que se invierte es un peso que vuelve», asegura Su apuesta es incrementar el número de visitantes europeos (900.000 viajeros el año pasado, de ellos unos 200.000 españoles) y chino (unos 80.000), aprovechando su pasión por destinos como la Antártida, después de un año en el que se ha batido el récord de entradas: 7,5 millones.

MÁS INFORMACIÓN

Pregunta. Turismo y Deportes ha recuperado el rango de ministerio con el Gobierno de Alberto Fernández. ¿Significa que es una prioridad de la nueva Administración?

Respuesta. Hay una cuestión simbólica en devolver la categoría de ministerio tanto al turismo como al deporte, pero además queremos poner al turismo como una prioridad en el eje del desarrollo económico de Argentina. Hoy es el cuarto ítem en ingreso de divisas, pero creemos que tenemos un potencial muy grande para incrementar la cantidad de visitantes extranjeros y prolongar su estadía para que nos genere más ingresos.

P. Sin embargo, el incremento del 30% de los impuestos que acaba de decretar el Gobierno a las transacciones en dólares disuadirá a los argentinos a viajar al extranjero.

R. Este es un impuesto tomado en un contexto de emergencia, en una coyuntura absolutamente extraordinaria ya que la primera cuestión que tenemos que abordar son los vencimientos a corto plazo de nuestra deuda pública. Es cierto que encarece los destinos en el extranjero, pero también es cierto que para que los argentinos puedan seguir saliendo fuera del país hay que reactivar la economía. Hemos tenido una temporada turística récord en Argentina, hay por ejemplo muchos ciudadanos chinos atraídos por la Antártida y tenemos mucho potencial porque hay más de 140 millones de chinos que viajan por el mundo.

P. Pese a que la reciente devaluación del peso sea favorable para el turista extranjero, ¿cómo se va a lograr atraerlo a un país caro, con altos costes y problemas de inseguridad ciudadana?

R. Ahora es un país muy barato. El año pasado tuvo una devaluación de casi el 100%, aunque con una inflación importante, pero que está muy por debajo de lo que ha aumentado el precio del dólar. Hay una cuestión importante que es Aerolíneas Argentinas. Se va a recomponer la compañía y en ese proceso trabajará en absoluta consonancia con las directrices de nuestro ministerio, lo que quiere decir que vamos a incrementar la frecuencia de los vuelos a los lugares que quieren recibir turistas.

P. Pero la situación de inseguridad que perciben muchos turistas en Argentina, en ciertas zonas…

R. Argentina viene mejorando esos indicadores en los últimos tiempos. La percepción de los turistas que se van es de 8 sobre una escala de 10 en seguridad. Diría que todos los indicadores han mejorado mucho, no solo en Buenos Aires, sino en el resto del país. La capital, dentro del contexto de América Latina, es la más segura.

P.  Además de los ciudadanos chinos, ¿qué tipo de turismo y de destinos quieren potenciar?

R. Aparte de Buenos Aires, las cataratas de Iguazú y los glaciares que son los típicos, tenemos grandes oportunidades con otros destinos que no son tan conocidos. Se me ocurren los Esteros de Liberá, la segunda reserva de agua dulce del mundo que es un destino cada vez más visitado por europeos; Talampaya, en La Rioja, que es un valle extraordinario y después está el turismo de naturaleza. Tenemos 55 parques nacionales. La gran oportunidad es también incrementar el número de turistas europeos que recibimos y con países con los que tenemos lazos históricos. De España, por ejemplo, llegan 200.000 turistas al año frente a los 700.000 argentinos que viajan a España, habría que equilibrar esa cifra, porque de esos 200.000, el 50% va a visitar a familiares y amigos, los que van realmente a hacer turismo y no negocios, son 50.000 o 60.000 y ahí hay una gran posibilidad porque cada español que visita Argentina se siente como en a casa, igual que nos pasa a nosotros cuando venimos acá. Otro de los objetivos es situar a Buenos Aires como una capital gastronómica.

P. También hablan de atraer al turismo LGTB. ¿Cómo lo van a hacer?

R. Tenemos muchos programas para incrementar ese turismo. Buenos Aires es una ciudad amigable y eso se percibe en cada calle y en cada esquina y la comunidad LGTB lo percibe también. Hay mucha oferta del sector privado. La previsión para este año es que vengan 600.000 miembros de la comunidad LGTB. Los hoteles se adaptan y la legislación es muy avanzada, a pesar de que aún no logramos aprobar el aborto.

P. La otra apuesta es el turismo deportivo. Este año la Copa América se celebra en Argentina…

R. La Copa América es el evento deportivo más importante del mundo, después de los Mundiales y la Eurocopa. Ir a ver fútbol en Buenos Aires es una experiencia única y la vamos a aprovechar, no solo para recibir turistas sino para dar a conocer el país.

P. ¿Cómo van a compensar la falta de infraestructuras, en plena crisis económica?

R. En los destinos grandes estamos bien de infraestructuras. Lo que tenemos que compensar es mediante convenios público-privados los que no están tan desarrollados. Nos hemos reunido aquí en Madrid con empresas y cadenas españolas hoteleras y todos están interesados en venir a invertir y el espíritu de este Gobierno es recibir cualquier inversión extranjera con los brazos abiertos. Necesitamos generar empleo y divisas. la semana que viene [por la pasada] haremos algún anuncio en ese sentido con cadenas hoteleras y las agencias más grandes de España y Europa [durante esos días, anunció que Argentina firmará un convenio de cooperación con la agencia eDreams]. Estamos en un proceso de renegociación de la deuda pública que tiene que ver con generar una forma de crecimiento sostenible para tener capacidad de pago y en este desafío, el turismo y las inversiones extranjeras son determinantes.