¿Qué es el proyecto Archipiélago y qué papel juega en la marcha pacífica prevista en Cuba?

El próximo 15 de noviembre está convocada la “Marcha Cívica por el Cambio”, una acción que busca dar seguimiento a las históricas manifestaciones del 11 de julio en Cuba.

Ese día de julio, miles de cubanos tomaron las calles de la isla para protestar contra el Gobierno de Miguel Díaz-Canel y mostrar su rechazo al aumento de los precios de los productos básicos en un momento en el que el país está viviendo una de las peores crisis a raíz de la pandemia del coronavirus.

Las protestas del 11J tuvieron un gran impacto internacional ya que muchos consideraban que esta situación marcaría un punto de inflexión en el rumbo de Cuba ya que no se había visto algo igual desde la protesta en el verano de 1994, que se conoció como el “Maleconazo”, y que terminó en un éxodo masivo hacia Estados Unidos catalogado como la crisis de los balseros.

La protesta del 11 de julio se extendió por varias provincias del país. La de 1994 tuvo lugar solo en La Habana.

Archipiélago: la construcción de una nueva Cuba

La historia se repite 27 años después y en medio de toda esta movilización aparece un grupo en Facebook bautizado con el nombre de “Archipiélago”. Surgió tres semanas después del 11J con unas aspiraciones muy claras: “Servir como plataforma para impulsar el debate y el diálogo entre cubanos para encontrar consensos”.

Con todo, este lugar virtual pretende “ser una vía para, sin violencia y en total soberanía, buscar una salida cívica a la crisis” que hay en Cuba. El objetivo, según reza la descripción en la red social, es sentar las bases de un espacio donde puedan confluir todas las voces e ideologías para, de nuevo, buscar soluciones a esta grave situación.

¿En qué consiste?

“Propone un espacio donde quepamos todos sin tener que pensar igual, ni someter nuestros criterios a la hegemonía de una élite o un grupo de poder”, añade al respecto.

Sin embargo, aún hay muchas dudas sobre qué tan efectivo puede resultar este grupo virtual surgido a través de internet, un servicio que escasea mucho en Cuba por la falta de infraestructura y por los constantes bloqueos del Gobierno cubano para evitar que la gente pueda conectarse con el exterior.

Organizadores de la marcha del 15 de noviembre han explicado recientemente que tienen dificultades para acceder a internet, y que sus cuentas son con frecuencia bloquedas. La Voz de América ha intentado sin éxito hasta ahora contactar por teléfono y redes sociales a los líderes de «Archipiélago».

Los últimos eventos que se han dado en Cuba reflejan la necesidad de muchos cubanos, tanto dentro como fuera de la isla, de expresar sus necesidades y reclamar la ayuda internacional con tal de terminar, de una vez por todas, con más de 60 años de castrismo.

“Lo evidente es que el deseo de organizarse, movilizarse y participar en la construcción de una nueva Cuba existe”, dicen desde 23yFlagler, una plataforma en línea que aborda las cuestiones de Cuba.

¿Quién está detrás de Archipiélago?

Detrás de todo este movimiento está el dramaturgo cubano Yunior García. Él es la cara visible de este proyecto que lucha “por el cambio y la libertad”, a pesar de las presiones y las negativas de las autoridades cubanas que quieren paralizar la marcha.

El Gobierno de Díaz-Canel tiene su nombre y lo está vigilando muy de cerca porque considera que sus movimientos representan “una provocación”. Además, lo acusan de estar apoyado por Estados Unidos, un país que según el oficialismo “promueve la desestabilización en Cuba e insta a la intervención militar”.

García y el resto de los moderadores de «Archipiélago» niegan que estén siendo financiados desde país o grupo alguno. Han enfatizado que pagan con sus salarios al monopolio estatal de comunicaciones en Cuba para acceder a internet.

El gobierno cubano les negó el permiso para marchar el 15 de noviembre, argumentando que es un intento por subvertir el orden en el sistema socialista vigente desde hace décadas en la isla, y a quien muchos dentro y fuera de Cuba achacan los males que padecen la mayoría de los cubanos.

¿Cómo luchan contra los cortes de internet?

Pese a todo, García continúa adelante con sus intenciones y sorteando como puede las dificultades de comunicación a través de internet. En un video difundido a través de las redes sociales, el guionista, actor y ahora también activista cubano avisa a las autoridades cubanas que, aunque intenten cortar el servicio de internet, ellos “ya tienen alternativas”.

“Ya basta de que se pisoteen los derechos de los ciudadanos cubanos y, por eso, no importa que nos corten el internet porque buscamos alternativas. Hay trucos para, por lo menos, mandar mensajes cortos. Por eso fue que me pude comunicar con ustedes por mensaje”, dijo García.

Críticas al bloqueo interno en Cuba

Este artista que meses atrás tenía la esperanza de que un diálogo con las autoridades comunistas era posible, ha criticado recientemente que durante seis décadas el Gobierno de Cuba “ha estado bloqueando a sus ciudadanos” y recuerda “que no hay peor bloqueo que el bloqueo interno que tiene cada ciudadano cubano dentro de este país”.

“Ellos (el Gobierno de Cuba) se pasan la vida hablando del David contra el Goliat, pues ellos dentro de Cuba se comportan como un Goliat abusivo, como un Goliat déspota que camina con botas militares y que quiere aplastar a cualquier ciudadano que no piensa igual que ellos”, agregó.

En esa línea, también denuncia que la Administración cubana siempre ha dicho estar “en contra de un mundo hegemónico”, pero García lamenta que “dentro de Cuba aplican la hegemonía de un partido único y de un pensamiento único”.

“Eso se tiene que acabar. Basta ya de hipocresías”, reclamaba al tiempo que hacía “un llamado a la izquierda internacional que suele ser cómplice y que se comporta muchas veces, lamentablemente, de forma hipócrita” para que se una en su lucha.

En una entrevista reciente con la agencia AFP en La Habana, Yunior García admitía que no tenía miedo por las presiones del oficialismo y defendía que las protestas representan “un derecho humano” y deben ser respetadas como tal.

“Marchar es un derecho humano, es un derecho constitucional y por tanto yo el 15 de noviembre voy a salir a manifestarme pacíficamente como habíamos acordado”, explicó.

Citado por la Fiscalía cubana

A medida que se acerca la fecha clave, las autoridades mueven fichas. Este martes, por ejemplo, varios miembros del grupo Archipiélago fueron citados en las Fiscalías Provinciales de cada territorio.

“No conocemos el motivo de las citaciones, aunque imaginamos que estén relacionadas con la Marcha del 15 de noviembre”, reveló el activista al confirmar que había recibido una notificación.

“Pase lo que pase, insistimos en nuestro derecho a tener derechos. Estamos decididos a conquistar cívicamente nuestro espacio de participación en la realidad del país donde nacimos. No se puede pedir permiso para ser honestos, para expresar nuestro pensamiento de manera franca y pública”, subrayó junto al texto de la citación.

«;
//parse XFBML, because it is not nativelly working onload
if (!fbParse()) {
var c = 0,
FBParseTimer = window.setInterval(function () {
c++;
if (fbParse())
clearInterval(FBParseTimer);
if (c === 20) { //5s max
thisSnippet.innerHTML = «Facebook API failed to initialize.»;
clearInterval(FBParseTimer);
}
}, 250);
}
}
};
thisSnippet.className = «facebookSnippetProcessed»;
if (d.readyState === «uninitialized» || d.readyState === «loading»)
window.addEventListener(«load», render);
else //liveblog, ajax
render();
})(document);

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.