Joe Biden pide unidad para erradicar el “odio que sigue siendo una mancha en el alma” de Estados Unidos

Washington — El presidente Joe Biden exhortó a la unidad el domingo para hacer frente al “odio que sigue siendo una mancha en el alma de Estados Unidos” tras una matanza masiva en un supermercado de Buffalo, Nueva York, mientras que funcionarios estatales pidieron acción a nivel federal para poner fin al “fenómeno singularmente estadounidense” de los tiroteos en masa.

En una ceremonia policial anual en el Capitolio, Biden dijo que él y su esposa Jill oran por los que fueron baleados “por un hombre armado solo, que portaba armas de guerra y un alma llena de odio”, y por sus familias.

Las autoridades dicen que un joven blanco de 18 años con vestimenta militar abrió fuego contra los clientes y trabajadores del supermercado el sábado, matando a 10 personas, entre ellas un agente de policía retirado de Buffalo, además de herir a otras tres. La mayoría de las víctimas eran negras.

Las autoridades policiales dijeron el domingo que el autor de los disparos había investigado el perfil demográfico local en busca de lugares con alta concentración de personas de raza negra.

“Debemos trabajar todos juntos para hacer frente al odio que sigue siendo una mancha en el alma de Estados Unidos”, declaró Biden en el 41º Servicio Nacional de Conmemoración de los Oficiales de Paz en honor a los policías que han caído en el cumplimiento del deber. “Nuestros corazones vuelven a estar apesadumbrados, pero la determinación nunca, nunca debe flaquear”.

“Nadie entiende mejor esto que la gente que está sentada frente a mí”, añadió. La Casa Blanca anunció que los Biden viajarán a Buffalo el martes para condolerse con la comunidad.

En su intervención en la ceremonia por segunda vez siendo presidente, Biden no se refirió a las exhortaciones de las autoridades de Nueva York —la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde de Buffalo, Byron Brown— para que haya una acción federal enérgica con el fin de acabar con lo que Brown dijo es el “fenómeno singularmente estadounidense” de los tiroteos masivos.

El mandatario tampoco mencionó las iniciativas para el control de armas que se han estancado en Washington.

Brown expresó su frustración por el hecho de que después de cada tiroteo masivo se ofrezcan “pensamientos y oraciones” y promesas de actuar, solo para ser bloqueadas por “algunos de uno de los partidos”.

“Parece que hay quienes creen que poseer un arma es más valioso que la sacralidad de la vida humana”, dijo el alcalde en el programa “Meet the Press” de la NBC. “Así que creo que la gente de todo el país tiene que hacerse oír. Tienen que hablar más fuerte y claro de que debe haber control de armas en este país. Este es un fenómeno singularmente estadounidense. Estos tiroteos masivos no ocurren en otros países del mundo”.

Brown dijo que le gustaría ver un “control de armas sensato”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, declaró que las medidas más estrictas en materia de control de armas son “una gran prioridad” para los demócratas y la Casa Blanca. Lamentó las dificultades para avanzar en este tipo de legislación debido a la necesidad de contar con 60 votos en el Senado, que está dividido al 50%, pero prometió en el programa “State of the Union” de CNN que “no nos iremos hasta que el trabajo esté hecho”.

Hochul dijo que la mayoría de las armas ilegales que se utilizan en las calles de sus ciudades provienen de otros estados. “Necesitamos una respuesta nacional”, declaró a la NBC.

“Tenemos que hacer que otros estados den un paso adelante. Necesitamos que el gobierno federal esté de nuestro lado”, dijo Hochul, originaria de Buffalo.