Polémica en Chile: le pusieron el nombre de la pareja de Boric a un despacho y tuvieron que dar marcha atrás

El gobierno de Chile dejó este miércoles 22 de junio sin efecto una resolución que denominaba al despacho de la primera dama como «Gabinete de Irina Karamanos«, nombre de la pareja del mandatario Gabriel Boric.

En medio de una fuerte polémica en redes sociales y una queja formal ante la Contraloría por parte de parlamentarios de la derecha opositora, el gobierno anunció que «(dejó) sin efecto la modificación», en la que también se precisaban las funciones de la primera dama, consignó la agencia AFP.

El despacho se llamará ahora «Coordinación Sociocultural de la Presidencia de la República».

Irina Karamanos 20220120
Gabriel Boric e Irina Karamanos.

«Un error administrativo», la explicación del Gobierno chileno

«Debido a este error administrativo, la denominación ‘Gabinete Irina Karamanos’ ha sido sustituida, en línea con la transformación paulatina del rol de ‘Primera Dama’, por Coordinación Sociocultural de la Presidencia de la República», indicó un comunicado del gobierno.

Legisladores de derecha habían considerado «inconstitucional» la resolución y estimaron que «(al denominar) a la institución con el mismo nombre de la persona que la ejerce, existe un claro abuso de poder«.

Gabriel Boric intenta recuperar la popularidad en Chile

«¿En qué momento nuestra República se convirtió en una Monarquía? ¿Por qué Irina Karamanos tiene un gabinete con nombre y apellido? ¿Por qué el Estado está al servicio de ellos y no de los chilenos? Que vergüenza», comentó el Twitter el excandidato presidencial ultraconservador, derrotado por Boric, José Antonio Kast.

Antes de asumir la Presidencia, Boric afirmó que estaba a favor de abolir la función de primera dama.

Irina Karamanos 20220120
Karamanos, una cientista social de 32 años, pareja de Boric desde el 2019.

Quién es Irina Karamanos

Karamanos, una cientista social de 32 años, pareja de Boric desde el 2019, asumió ese papel con la promesa de darle una visión «más feminista» así como reducir el personal y los sueldos de sus colaboradores. Ella no recibe salario por su funciones.

ED

También te puede interesar