El Papa Francisco sobre su posible renuncia: «Es el Señor quien manda»

Parar y negociar”, son las palabras con las que el Papa Francisco pidió una vez más por el fin de la guerra en Ucrania. Las mismas, que ilustran la portada de esta nueva edición del L’ Osservatore Romano en español, fueron pronunciadas en el rezo del Ángelus. 

Durante esa tradicional oración dominical, que se transcribe completa en este ejemplar, Francisco también invitó a los fieles presentes en la Plaza San Pedro a “pensar también en las guerras y los conflictos: el ansia de recursos y riqueza está casi siempre implicada ¡Cuántos intereses hay detrás de una guerra! Sin duda, uno de ellos es el comercio de armas” y agregó: “Este comercio es un escándalo al que no debemos ni podemos resignarnos”. 

Luego, al término de la reflexión del Evangelio y la oración mariana del Rosario, el Papa Bergoglio expresó a horas de su viaje apostólico a Canadá: “También durante el viaje, no dejé de rezar por el pueblo ucraniano, agredido y martirizado, pidiendo a Dios que lo libere del flagelo de la guerra. Si se mira la realidad con objetividad, teniendo en cuenta el daño que cada día de guerra supone para esa población, pero también para el mundo entero, lo único razonable sería parar y negociar. Que la sabiduría inspire pasos concretos de paz”.

Papa Francisco 20220805
Los dolores de rodilla obligan al Papa a movilizarse en sillas de rueda.

Como es habitual, en el vuelo de regreso de su viaje apostólico mencionado, se realizó la conferencia de prensa. Muchas fueron las preguntas de los vaticanistas que lo acompañaron en este “peregrinaje penitencial”. La conferencia completa se incluye en doble página con esté ejemplar. 

Las consideraciones más salientes del Santo Padre fueron las siguientes: “Siempre, tenemos —permítanme decirlo— como una actitud colonialista de reducir su cultura a la nuestra. Es algo que nos viene del modo de vida desarrollado, el nuestro, y a veces perdemos valores que ellos tienen. Por ejemplo: los pueblos indígenas tienen un gran valor que es el de la armonía con la Creación y al menos algunos que conozco lo expresan con la palabra vivir bien. Esta palabra no quiere decir, cómo entendemos los occidentales, pasarla bien o vivir la dolce vita, no. Vivir bien es custodiar la armonía. Y ese es para mí el gran valor de los pueblos originarios”.

Papa Francisco: «De la crisis no se sale solo, se sale arriesgando y tomando al otro de la mano»

Francisco explicó: “Estamos acostumbrados a reducir todo a la cabeza; en cambio, los pueblos originarios —hablo en general— saben expresarse en tres lenguajes: el de la cabeza, el del corazón y el de las manos. Pero todos juntos y saben tener este lenguaje con la Creación. Entonces, este progresismo acelerado del desarrollo es algo exagerado, algo neurótico que tenemos, ¿no es verdad? No hablo en contra del desarrollo: el desarrollo es bueno. Pero no es bueno con la ansiedad del desarrollo… Mira, una de las cosas que nuestra civilización sobre desarrollada, comercial ha perdido es la capacidad de la poesía: los pueblos indígenas tienen esa capacidad poética. No estoy idealizando. Entonces, esta doctrina de la colonización: es verdad, es mala, es injusta. Incluso hoy en día se utiliza: lo mismo, con guantes de seda, tal vez, pero se utiliza, hoy en día. Por ejemplo, algunos obispos de algunos países me han dicho: ´Nuestro país, cuando pide un crédito a una organización internacional, le ponen condiciones, incluso legislativas, colonialistas. Para darle crédito, les hacen cambiar un poco su forma de vida´”.

Papa Francisco 20220805
El Papa Francisco tiene viajes programados hasta el año entrante.

Consultado sobre sus futuros viajes, su estado de salud, el Papa Francisco respondió: “Creo que a mi edad y con esta limitación, tengo que ahorrar un poco para poder servir a la Iglesia o, por el contrario, pensar en la posibilidad de dar un paso al lado. Esto con toda honestidad: no es una catástrofe, se puede cambiar Papa, ¡no hay problema! Pero creo que tengo que limitarme un poco con estos esfuerzos. La operación de rodilla no va, no va en mi caso. Los técnicos dicen que sí, pero está todo el problema de la anestesia: me sometí a más de seis horas de anestesia hace diez meses y todavía quedan rastros. No se juega, no se bromea con la anestesia. Y por eso se cree que no es del todo conveniente. Pero intentaré seguir viajando y estar cerca de la gente, porque creo que es una forma de servir, la cercanía. Pero más que eso no puedo decir”. 

En esa línea, se refirió a sus posibilidades de viajar a Ucrania y afirmó: “Esperemos…. Dije que me gustaría ir a Ucrania. Vamos a ver ahora lo que me encuentro cuando llegue a casa. Kazajistán, por el momento, me gustaría ir: es un viaje tranquilo, sin tanto movimiento, es un congreso de religiones. Pero por el momento, todo se mantiene. Además, tengo que ir a Sudán del Sur antes que al Congo porque es un viaje con el arzobispo de Canterbury y el Obispo de la Iglesia de Escocia, los tres juntos como hicimos en el retiro de hace dos años. Luego al Congo. Pero será el año que viene, porque es la temporada de lluvias…Veremos. Yo tengo toda la buena voluntad, pero veamos qué dice la pierna”. 

El Papa Francisco en Canadá: “Estoy dolido”

Después, y más precisamente sobre la posibilidad de retiro, Bergoglio expresó, al igual que lo ha venido haciendo a diferentes medios: “Lo que diga el Señor. El Señor puede decir: ´Renuncia´. Es el Señor quien manda. Si yo —esto es una hipótesis— veo que el Señor me dice algo, una inspiración de eso o de lo otro, tengo que discernir para ver qué me pide el Señor. Y puede ser que el Señor quiera mandarme al rincón, es cosa suya, Él es quien manda. Esta creo que es la forma religiosa de vivir de un jesuita: estar en discernimiento espiritual para tomar decisiones, elegir un camino de trabajo, de compromiso también. El discernimiento es la clave en la vocación del jesuita.”

´”La puerta está abierta, es una opción normal, pero hasta hoy no he llamado a esta puerta, no he dicho: “Iré a esta habitación”. No he sentido pensar en esta posibilidad. Pero eso no significa que pasado mañana no me ponga a pensar, ¿verdad? Pero ahora mismo, sinceramente, no. Este viaje también ha sido un poco una prueba… Es cierto que no puedes hacer viajes en este estado, tienes que quizás cambiar un poco tu estilo, disminuir, pagar las deudas de los viajes que te quedan por hacer, reorganizar… Pero el Señor lo dirá. La puerta está abierta, eso es cierto”, sostuvo.

Memoria, reconciliación, sanación: son los tres “pasos” del camino que marcaron la peregrinación del Papa a Canadá del 24 al 30 de julio. El propio Francisco quiso recorrer las etapas principales durante la audiencia general la mañana del miércoles que tuvo lugar en el Aula Pablo VI. El Pontífice subrayó el sentido «penitencial» del viaje y reiterando su cercanía a las poblaciones indígenas víctimas de las políticas de asimilación a las cuales contribuyeron también muchos cristianos. El texto completo de su catequesis se publica con esta edición del periódico vaticano en español.

También te puede interesar