López Obrador dice que ejército mexicano fue hackaeado

Los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional de México fueron hackeados, informó este viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador al tiempo que descartó que eso pueda afectar la seguridad del país.

Sin precisar cuándo ocurrió, López Obrador confirmó versiones de prensa sobre el hackeo de los sistemas informáticos de la Secretaría y la extracción de varios archivos que incluyen informes sobre su estado de salud y el fracaso de la operación para capturar a un hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán ocurrida en 2019.

“No hay nada que no se sepa”, dijo López Obrador en su conferencia matutina al restarle importancia al evento e indicó que el hackeo ocurrió durante un cambio del sistema de comunicación de la Secretaría de la Defensa Nacional de México (Sedena), pero no precisó fechas.

El hackeo a los sistemas del ejército mexicano fue obra de un grupo de piratas informáticos conocido como Guacamaya, que también efectuó acciones similares a instituciones de seguridad policial y militar en varios países de América Latina.

En Chile intervinieron los correos electrónicos de los jefes de Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, en El Salvador accedieron a los correos electrónicos de la Policía Nacional y militares, en Perú entraron a los correos electrónicos de los jefes conjuntos y del ejército, y en Colombia hackearon los correos del Comando General de las Fuerzas Armadas.

En el caso de la Sedena lograron acceder a numerosos archivos.

Entre esos archivos, que difundió la noche del jueves el periodista mexicano Carlos Loret en un portal de noticias, figura un informe sobre el estado de salud de López Obrador quien, según los documentos, ha sido diagnosticado con gota, hipotiroidismo e hipertensión, y sufrió una “angina inestable de riesgo grave” el 2 de enero que ameritó su traslado en una ambulancia aérea desde el sur del país hasta la capital mexicana para ingresarlo al Hospital Central Militar.

El presidente, de 68 años, confirmó las informaciones sobre su estado de salud y aseguró que siente bien y que se somete a revisión médica cada tres o cuatro meses. Al referirse al evento de enero, cuando enfrentó un riesgo de infarto, López Obrador dijo que en ese momento sus médicos le recomendaron hacerse un cateterismo, procedimiento que se postergó hasta el 21 de enero debido a que se contagió de coronavirus.

En 2013 López Obrador sufrió un infarto que superó sin mayores dificultades y que no le impidió seguir con su carrera política y participar en las elecciones de 2018 en las que resultó triunfador. El gobernante ha señalado que al culminar su sexenio en 2024 se retirará de la política.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.