Tensión entre Perú y México por el desconocimiento de Boluarte y la declaración contra López Obrador

El Congreso Nacional del Perú declaró al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador como «persona non grata« por sus expresiones contra la presidenta Dina Boluarte, que ejerce el cargo por sucesión constitucional tras la destitución de Pedro Castillo. De esta manera, se profundizaron los problemas diplomáticos para la mandataria, también enfrentada a Bolivia, Colombia y Honduras por su «no reconocimiento«.

«No le puedo yo entregar nada porque ella no es legal y legítimamente para nosotros presidenta del Perú«, había dicho López Obrador (AMLO) durante una rueda de prensa al reiterar que no transferirá la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico a Perú, formado por los dos países más Chile y Colombia.

Dina Boluarte anunció el «retiro definitivo» del embajador de Perú en México

«Se la podemos entregar a Chile, a Colombia y que ellos vean qué hacen, pero esta señora, con todo respeto, usurpadora, expulsó a nuestro embajador del Perú», había agregado el jefe de Estado mexicano acerca del «retiro definitivo» embajador de Perú ante México que hizo Boluarte en febrero pasado. 

«El problema aquí es que AMLO no quiere entregar la presidencia pro témpore y no reconoce a Dina Boluarte ni al Congreso peruano«, justificó la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del órgano legislativo, María del Carmen Alva.

Manuel López Obrador
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

La respuesta de López Obrador no se hizo esperar: «Muchas gracias. Me sentiría muy mal si esos legisladores y la señora que detenta el poder me entregaran una condecoración o me aplaudieran. A lo mejor me produciría vergüenza«, respondió durante una conferencia de prensa tras enterarse de la decisión legislativa, aprobada por 65 votos a favor y 40 en contra.

El presidente de México había querido brindarle asilo político a Castillo y protección a su familia. Desde que el ex mandatario de Perú quedó preso, sostiene que sostiene que fue depuesto por un poder político «racista» y «clasista» que no aceptó su origen pobre e indígena.

AMLO es el segundo presidente al que el Congreso peruano -controlado en su mayoría por partidos de derecha- nombra «persona no grata» en lo que va del año, ya que en febrero pasado también se tomó esta decisión con el colombiano Gustavo Petro, por hacer semejanzas con la Policía de Perú y las tropas nazis.

Gustavo Petro en la CELAC 20230124
Gustavo Petro, presidente de Colombia, también fue declarado persona no grata por Perú.

Desde la llegada al poder de Boluarte, la diplomacia peruana mantuvo diversos roces con los gobiernos de Colombia, México, Argentina y Bolivia. Esta semana, el primer ministro de la mandataria, Alberto Otárola, cargó contra López Obrador y Petro y los que tildó de «caimanes de un mismo pozo» que conducen en sus países administraciones «mediocres y autoritarias». 

Por su parte, el Gobierno de Chile defiende la presidencia pro témpore para Perú en la Alianza del Pacífico. Esto ha generado críticas contra el presidente Gabriel Boric, más cercano ideológicamente a Petro y López Obrador, pero que sin embargo a tenido una postura más distendida en relación a Boluarte.

Las tensiones de Perú con México y Colombia ha conducido a la expulsión de sus embajadores en Lima, lo cual no escaló y por ello la diplomacia se mantiene, pero en su punto más bajo. Lo mismo sucede con Honduras, ya que la presidenta Xiomara Castro tampoco reconoce a Boluarte como mandataria.

En las últimas horas, Amnistía Internacional censuró a la presidenta peruana y expresaron que «tiene parte de la culpa de la muerte de decenas de manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad», durante las protestas ocurridas entre diciembre y febrero.

FP / LR

También te puede interesar

Entradas relacionadas