El mandatario dice que no sabía del dinero narco en su campaña

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, desconocía que dinero de un antiguo capo del narcotráfico financió su campaña, expresó su hijo Nicolás en declaraciones divulgadas ayer por la revista colombiana Semana, en las que admitió que está distanciado de su padre.

“Ni mi papá ni el gerente de la campaña, Ricardo Roa, sabían de los dineros que recibimos Daysuris (Vásquez, su exesposa) y yo de Santander Lopesierra y de Gabriel Hilsaca”, dijo el político, de 37 años, a quien un juez otorgó el viernes la libertad condicional tras ser arrestado por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

“Usted tiene que conservar buena conducta, tendrá que comparecer a todo llamado que se haga por cuenta del proceso. Se le prohibirá salir de Colombia. A usted también se le prohíbe participar en cualquier mitin político”, le dijo el juez al hijo del presidente. 

Petro, a su vez, negó ayer que su campaña electoral haya sido financiada por el narcotráfico. “La campaña no recibió dinero alguno de carácter ilícito y de lo sucedido me enteré por una reunión que tuve con la exesposa de Nicolás en mi oficina hace apenas unos meses, cuando pedí que investigaran a mi hijo”, manifestó el gobernante a través de X, antes Twitter.

En medio de un proceso judicial, Nicolás, que fuera detenido hace una semana, reveló que aportó a la campaña de Petro parte de los 400 millones de pesos (unos 102 mil dólares) que Samuel Santander Lopesierra, extraditado por narcotráfico a Estados Unidos en 2003 y libre desde 2021, le diera el año pasado.

También un hijo de Alfonso “el Turco” Hilsaca, un negociante acusado en el pasado por la fiscalía de financiar grupos paramilitares y planear homicidios, entregó dinero a Nicolás, de acuerdo con Mario Burgos, fiscal del caso que hace temblar al gobierno colombiano.

El mandatario y Roa “no sabían que parte de esos aportes yo los utilizaba para la campaña. Es importante hacer esa aclaración, pero hay otras circunstancias”, añadió Nicolás, cuyo juicio por lavado de activos y enriquecimiento ilícito continuará.

Respeto a la Justicia. “Como lo dije antes, no presionaré como presidente a la Justicia en su caso, los funcionarios judiciales que intervengan en su proceso serán por mí respetados”, dijo el mandatario colombiano ayer.

En un reciente evento con campesinos en Sincelejo (Sucre, norte), Petro desmintió supuestas versiones que indican que sabía de esos movimientos. “Si eso fuese cierto, este presidente se tendría que ir el día de hoy”, añadió el primer presidente de izquierda de Colombia y que mañana cumplirá su primer año de gobierno

Petro señaló que “lo que nunca va a pasar es que se afirme que el actual presidente de la república haya siquiera sugerido o vuelto cómplice de que uno de sus hijos o hijas delinca, porque eso no ha sucedido”.

Nicolás se vio envuelto en el escándalo luego de que su exmujer lo acusara de recibir grandes sumas de dinero en efectivo para darse una vida de lujos en la ciudad de Barranquilla (norte), donde fue detenido. La mujer hizo la acusación tras una infidelidad y también fue arrestada por lavado de activos y violación de datos personales. Seguirá vinculada al proceso, pero se defenderá en libertad.

Nicolás, quien espera un hijo con otra mujer, sostuvo en la entrevista con Semana que “lo más doloroso” ha sido que personas como su padre le han dado “totalmente la espalda”.

“Está mi papá, familiares, amigos, personas que hasta hoy me di cuenta de que me quisieron utilizar. En el momento en que pasó esto y vieron que ya no les era útil, empezaron a darme la espalda”, indicó Nicolás, quien fue clave en las aspiraciones de Petro en la región de la costa caribeña, históricamente reacia a la izquierda. “La situación con mi papá no viene bien desde hace varios meses”, reconoció.

Petro apuntó ayer que lo sucedido con su hijo es “terrible y muy lamentable. Ojalá algún día pueda hablar con él y perdonarnos”. 

“Yo conocí a Nicolás en las rejas de mi prisión. Aun en lo más terrible se aprende, que todos mis hijos e hijas incluido Nicolás y yo mismo, podamos con esta dura experiencia ser mejores seres humanos”, indicó el exguerrillero del M-19.

Entradas relacionadas