Acción militar de Bukele recibe rechazo de Asamblea Legislativa en El Salvador

El jefe del parlamento de El Salvador acusó el lunes al presidente Nayib Bukele de un «intento de golpe» después de que los soldados ingresaron al edificio mientras Bukele exigió a los legisladores que aprobaran un préstaasamo militar.

Después de reunirse con otros representantes del conservador Partido de la Coalición Nacional (PCN), Mario Ponce dijo que Bukele había «intentado un golpe de estado» contra la asamblea legislativa el domingo,

«No podemos responder al poder ejecutivo con un arma en la cabeza», dijo, y pidió al gobierno que entable un diálogo.

La Comisionada Presidencial del Gabinete de Gobierno, Carolina Recinos, habló sobre la presencia policial y del ejército registrada ayer en el congreso salvadoreño.

Recinos sostuvo que debido a lo transcendental del evento, la asistencia del Presidente Bukele y la presión de la población para la aprobación de los 109 millónes de dólares para el financiamiento del Plan Control Territorial, se activaron protocolos de seguridad establecidos por la ley para proteger al mandatario, diputados y los manifestantes que llegaron al Congreso.

La funcionaria destacó que Bukele se colocó entre el caos y la institucionalidad y llamó a la cordura, la paciencia, y pidió a la población dar a la Asamblea un plazo de una semana para que cumpla con su deberes constitucionales y «deje de argumentar cosas que no tienen sentido».

Bukele convocó a una sesión extraordinaria el fin de semana en el parlamento para pedir se apruebara un préstamo de $ 109 millones de dólares para equipar a los militares y la policía en la lucha contra las pandillas violentas.

El préstamo ha enfrentado al ejecutivo contra legisladores, en un país con una de las tasas de homicidios más altas del mundo.

El fiscal general, Raúl Melara se refirió a la militarización de la Asamblea Legislativa, lamentó lo ocurrido y elogió “que gracias a Dios no paso a más”.

El fiscal manifestó que previo a la llegada del presidente Bukele a la instancia legislativa sostuvo una llamada con él para pacificar la situación, y aseguró hay investigación en curso para determinar si hubo delito penal por las acciones.

El presidente del Congreso Salvadoreño, Diputado Mario Ponce, en cambio dijo se creará una comisión especial para indagar la violación al recinto legislativo. Preparan “un pronunciamiento oficial condenando la intervención militar”.

La diputada Marta Evelyn Batres del partido ARENA, junto al Grupo Parlamentario de Mujeres, denunciaron supuestos hechos de violencia y acoso político contra algunas diputadas, así como atropellos, violencia y acoso siendo víctimas de acciones como vigilancia en sus viviendas.

El diputado independiente, Leonardo Bonilla, sostiene que acató la convocatoria del presidente Bukele, “pero no imaginaba la atrocidad que iba a implicar la irrupción de la fuerza armada”.

La Sala ha emitido medidas cautelares, entre ellas, Ordena a Bukele a abstenerse de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionalmente establecidos. Además, ordena al Ministro de la Defensa y al Director de la Policía Nacional Civil a no ejercer funciones o actividades distintas para las que constitucionalmente y legalmente están establecidos.