El «fatigado» Mercosur celebró su cumbre sin Milei ni avances significativos en materia económica

Javier Milei le bajó el precio a la cumbre del Mercosur que reunió a los presidentes del mayor bloque de integración sudamericano. En medio de acusaciones cruzadas y demandas por acuerdos trabados, el presidente argentino fue criticado por sus pares regionales luego de haber declinado su participación y, en cambio, haber enviado a su ministra Diana Mondino a participar del encuentro de jefes de estado.

El evento crucial para la integración económica en América del Sur se celebró este lunes en Asunción, en medio de una gran expectativa para avanzar en temas estancados que fastidian a algunos mandatarios, como la apertura hacia China o el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, bloqueado en ese caso por algunos de los socios del viejo continente.

En esta oportunidad, la cumbre contó con la participación de presidentes como Luiz Inácio Lula Da Silva de Brasil, Luis Lacalle Pou de Uruguay, Luis Arce de Bolivia y el anfitrión, Santiago Peña. El gran ausente fue Javier Milei, líder de la segunda economía del bloque regional, quien decidió que la representación de Argentina quedaría en manos de la canciller Mondino.

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

Diana Mondino en la cumbre del Mercosur
Sin Javier Milei, la cumbre de jefes de estado del Mercosur se llevó a cabo este lunes 8 de julio.

La decisión del mandatario, quien en cambio viajará a Brasil para participar de un encuentro con conservadores liderado por Jair Bolsonaro, fue duramente cuestionada no solamente por aquellos que no le son afines en lo ideológico, como Lula da Silva; sino también por el uruguayo Lacalle Pou o el paraguayo Peña, más cercanos a Milei desde el plano ideológico.

Lula da Silva dijo que la decisión de Milei fue «una enorme tontería» 

«Es una enorme tontería que el presidente de un país importante como Argentina no participe en una reunión con el Mercosur», dijo Lula a la prensa desde Asunción. «Lo que importa es que el pueblo argentino participe en el Mercosur», agregó.

Sin mencionar directamente a Milei, el presidente de la mayor economía latinoamericana abogó en su discurso contra el «nacionalismo arcaico y las políticas ultraliberales» que, según él, exacerbaron las desigualdades en la región. Lula destacó la importancia de fortalecer la democracia y evitar atajos autoritarios, haciendo referencia implícita a las políticas internas de Argentina bajo el gobierno e Milei.

La critica a Milei de los presidentes del Mercosur por su faltazo

«Los que conocen América Latina reconocen el valor del Estado como promotor y planificador de desarrollo», sostuvo Lula, añadiendo un matiz crítico hacia las políticas que desmantelan funciones estatales en nombre del libre mercado.

El líder uruguayo se refería a Milei, un economista ultraliberal que lleva a cabo una profunda reforma del Estado en Argentina y quien faltó a la cita después de haber cruzado vilipendios con Lula, al llamarlo «zurdito» con el «ego inflamado».

Reunión Cumbre del Mercosur en Paraguay
Lula da Silva, presidente de Brasil.

 

Lacalle Pou: «Deberíamos estar todos los presidentes aquí»

Uno de los primeros en romper el hielo sobre la ausencia de Milei en Asunción fue el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, que terminó siendo uno de los más enfáticos en criticar su decisión.

«Si el Mercosur es tan importante, deberíamos estar todos los presidentes aquí», expresó Lacalle Pou, subrayando la relevancia de la presencia física de los líderes en este tipo de encuentros, dado que participan de mesas de trabajo para trabajar sobre temas comerciales.  Su comentario apuntaba indirectamente a Milei, conocido por su enfoque ultraliberal y reformas profundas en materia estatal.

Reunión Cumbre del Mercosur en Paraguay

El presidente de otro de los países fundadores de Mercosur, el anfitrión Santiago Peña, también coincidió con el diagnóstico de Lacalle Pou sobre la falta de integración del bloque regional y su tendencia a verse menoscabado por diferencias ideológicas. 

Peña, por su parte, comentó que el bloque sufría de «fatiga de integración«. «Avanzó mucho en la década de los 1990 pero en los 2000 (…) hubo un cambio en la tendencia con un sesgo ideológico que hizo desintegrar al bloque», dijo el mandatario paraguayo. Sin embargo, se mostró esperanzado respecto al futuro del bloque. «El Mercosur es una promesa de dignidad para nuestros países que nos permite bailar al ritmo de nuestras melodías, de nuestras tradiciones y, lo que es más importante, de nuestros sueños», agregó.

Por su parte, el presidente boliviano, Luis Arce, formalizó la adhesión de Bolivia al Mercosur durante la cumbre, destacando el rol de su país como un facilitador de la integración regional. Arce expresó su compromiso con una América del Sur más unida y solidaria, a pesar de los desafíos políticos y económicos que enfrenta la región.

Reunión Cumbre del Mercosur en Paraguay
Santiago Peña, presidente de Paraguay y anfitrión de la cumbre.

 

Diana Mondino, la representante argentina en la cumbre de Mercosur

La canciller argentina, Diana Mondino, quien representó a Milei en la cumbre, lamentó la falta de consenso final para adoptar un comunicado conjunto entre los Estados Partes y Asociados del Mercosur.  «Lamentamos profundamente que no haya sido posible alcanzar el consenso final de los Estados parte y asociados; un proyecto al que nuestras delegaciones dedicaron largas horas y esfuerzos», dijo Mondino.

En tanto, la declaración final es una parte central en estas cumbres, ya que en ellas se definen principios y resoluciones comunes que orientarán la acción en los meses siguientes. Poco después de mencionar el resultado negativo, Mondino se corrigió: “Bueno, parece que llegamos a un acuerdo”. «Ha sido un ejercicio pragmático y verdaderamente constructivo, se estuvo cerca del consenso cuando gran parte del texto estaba prácticamente acordado. Todos debemos ser escuchados», expresó.

En otro momento de su discurso, la jefa de la diplomacia argentina habló sobre las diferencias entre los miembros del bloque, ejemplificadas por las críticas a la ausencia de Milei. «Este es un foro de consulta, es un foro en el que todos tenemos que hablar y dar nuestra opinión. Y esta clase de encuentro justamente tiene valor porque intercambiamos puntos de vista. Esto no debería ser un problema, tiene que ser aceptado como una sana práctica en beneficio de todos los miembros. Y es un signo de madurez».

Diana Mondino: «El Mercosur dejó de ser una válvula de escape para volverse un corsé que nos inmoviliza»

No aclaró, sin embargo, en qué habrían consistido tales divergencias. «De nuevo no tenemos por qué estar de acuerdo, pero sí tenemos que poder escuchar distintas opiniones. Espero que alcancemos como grupo esta madurez. Dicho esto, los Estados aquí representados tenemos enormes desafíos a nivel internacional, sabemos que el mundo está convulsionado por guerras, conflictos y escenarios de todo tipo», amplió.

 

Falta de acuerdos

Diana Mondino en la cumbre del Mercosur
Diana Mondino en la cumbre del Mercosur

La cumbre también se desarrolló en medio del estancamiento en las negociaciones para un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, que se prolonga por más de dos décadas. Lula Da Silva lamentó las contradicciones internas en la UE que impiden alcanzar este acuerdo, mientras que Lacalle Pou criticó la influencia ideológica que entorpece la unión entre Mercosur y la UE, especialmente desde sectores agrícolas franceses.

«Creo que la ideología está perjudicando la unión entre el Mercosur y la UE», dijo Lacalle Pou en referencia a las dificultades persistentes en las negociaciones.

Fundado en 1991, el Mercosur continúa siendo un actor clave en la integración económica de Sudamérica, aunque enfrenta desafíos internos y externos significativos. La ausencia de Milei en esta cumbre subraya las tensiones ideológicas y políticas dentro del bloque, así como la necesidad de fortalecer la cooperación para superar barreras y avanzar en acuerdos comerciales que beneficien a todos sus miembros en el marco de un contexto internacional cargado de desafíos.

cd / ds

Entradas relacionadas