¿En qué consisten los diálogos sobre Derechos Humanos entre la Unión Europea y Cuba?

La Unión Europea (UE) y celebraron la pasada semana el Cuarto Diálogo sobre Derechos Humanos, una iniciativa que tiene su origen en el 2008, cuando ambas partes buscaron impulsar la relaciones bilaterales a partir de “un diálogo político” que incluyó un compromiso de asistencia para el desarrollo de la isla de gobierno socialista.

El encuentro más reciente de este tipo se produjo en La Habana el 23 y 24 de noviembre, al que asistió el Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, Eamon Gilmore.

Gilmore se reunió con el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y miembros de su su gabinete de las áreas de Justicia, Exteriores, Interior y del Parlamento. Además sostuvo encuentros con representantes de la sociedad civil y familiares de presos políticos, cuya cifra actual es de 1.062, según la organización Prisoners Defenders.

Cuba no reconoce a sus opositores encarcelados como presos políticos, sino como “contrarrevolucionarios”, a quienes cataloga de «mercenarios» al servicio de potencias extranjeras como EEUU.

El Cuarto Diálogo sobre Derechos Humanos concluyó con cuatro acuerdos suscritos y divulgados por ambas partes.

¿Cuáles son los antecedentes de estos acuerdos?

La UE y Cuba iniciaron sus relaciones en 1988, bajo el gobierno del fallecido líder de la revolución de 1959, Fidel Castro. En aquel momento, Cuba tenía como principal aliado político y económico a la antigua Unión Soviética. Con el colapso del socialismo soviético en 1991, el gobierno cubano vio caer en picada su dependiente economía y el país encaró una crisis social y económica sin precedentes.

El acercamiento de La Habana y los países del bloque europeo, han tenido desde entonces momentos de distanciamiento debido a cuestiones políticas.

En 1996 y por iniciativa del entonces presidente de España, José María Aznar, los 27 países miembros del bloque adoptaron la denominada Posición Común, la cual condicionó sus relaciones con el gobierno de Cuba a un cambio hacia el pluripartidismo y donde fueran visibles avances en materia de derechos humanos.

En 2003 la Unión Europea aplicó sanciones diplomáticas a Cuba tras el encarcelamiento de 75 opositores durante la llamada Primavera Negra. Las sanciones fueron suspendidas en 2005. Los diálogos políticos de alto nivel fueron restablecidos en 2008, durante el gobierno de Raúl Castro, quien había reemplazado a su hermano Fidel Castro primero de manera temporal en 2006.

¿Cuándo comenzaron los diálogos sobre Derechos Humanos?

La reapertura de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba tuvo su momento más alto en 2016, en el último mandato del presidente Barack Obama quien visitó en marzo de ese año La Habana. Este momento también coincidió con un nuevo acercamiento de la Unión Europea a la isla.

Obama desmontó buena parte de las medidas restrictivas que buscan un cambio de sistema político en la isla. EEUU ha aplicado un embargo comercial a la isla desde 1962, como parte de la estrategia para restaurar la democracia en la isla, al que la UE se ha opuesto públicamente.

El 12 de diciembre de 2016, con la derogación de la Posición Común de la Unión Europea, fue suscrito el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC), y que se implementó en 2017 y que fue el punto de partida para el restablecimiento de los diálogos sobre DDHH.

“[Los diálogos] buscan abordar cuestiones sobre el respeto a los derechos humanos, la migración, la lucha contra las drogas y contra el terrorismo y el desarrollo sostenible», sostiene la UE.

¿Cuál es la postura de la UE?

La UE informó que “El Diálogo periódico sobre derechos humanos entre la UE y Cuba proporciona un marco estructurado para hablar de la situación de esos Derechos en ambas partes y plantear preocupaciones específicas”.

Gilmore remarcó ante las autoridades “su llamamiento al gobierno cubano para que garantice el pleno ejercicio de los derechos constitucionales de sus ciudadanos en estos ámbitos. Recordó su preocupación por las detenciones y largas penas de prisión impuestas en relación con las manifestaciones del 11 y 12 de julio de 2021”.

Valoración de la Unión Europea sobre los derechos humanos en Cuba.

Valoración de la Unión Europea sobre los derechos humanos en Cuba.

Las protestas antigubernamentales del verano de 2021 en la isla fueron las más masivas y las que abarcaron casi toda la isla en más de seis décadas de gobierno comunista.

“El Representante Especial reiteró los llamamientos de la UE a las autoridades cubanas para que liberen a los a las personas detenidas por la mera expresión de sus ideas u opiniones”, al tiempo que expresó el deseo del bloque europeo de continuar el diálogo con Cuba.

¿Cuál es la postura de La Habana?

El gobierno de la isla ha sostenido por décadas que su sistema político es justo, que busca la igualdad y que respeta los derechos humanos, haciendo énfasis en los servicios universales y gratuitos de salud y educación.

Al terminar el reciente encuentro, la cancillería cubana emitió un comunicado:

“[El presidente Miguel Díaz Canel] reiteró el firme compromiso de Cuba con la realización plena de todos los derechos humanos”.

A su vez, el texto rechazó la “politización, selectividad, dobles raseros y las injerencias en los asuntos internos de las partes”.

Diferencias y consenso al final del Cuarto Diálogo sobre Derechos Humanos UE-Cuba.

Diferencias y consenso al final del Cuarto Diálogo sobre Derechos Humanos UE-Cuba.

El gobierno cubano argumentó que la aprobación de herramientas legales y jurídicas, como son la Constitución y el Código Penal, son parte de la estrategia para promover los derechos humanos. Al mismo tiempo, indicó que el gobierno se mueve en un entorno hostil reforzado por “los negativos efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra Cuba”.

La Habana calificó de “respetuoso y constructivo” el clima en el que discutieron temáticas como “los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales”.

¿Cuáles son los cuatro acuerdos iniciales pactados por ambas partes?

  • Discutir y adoptar, durante el primer trimestre de 2024, un cronograma de intercambios técnicos en diversas áreas de derechos humanos, que pudieran incluir las relativas a las mejores prácticas en materia legislativa, al adelanto de la mujer, derechos sexuales y reproductivos, derechos de la infancia, derechos de personas en situación de discapacidad, entre otras.
  • Discutir de conjunto potenciales proyectos de cooperación en diversas áreas de derechos humanos, que incluirían alimentación, vivienda, atención médica, energía, cultura, medio ambiente, cambio climático, participación ciudadana y atención a personas o grupos en situación de vulnerabilidad y las recomendaciones aceptadas en el Examen Periódico Universal, entre otros.
  • Iniciar la implementación del proyecto de colaboración “Fortalecimiento de la Defensoría para la protección integral de los derechos de la niñez y la adolescencia.”
  • Continuar promoviendo la cooperación en áreas como la digitalización de los registros del Estado civil, notarías y Gaceta Oficial.

Entradas relacionadas