Jenniffer González espera se supere la oposición de Trump a nuevos fondos para Puerto Rico

Washington – La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, afirmó hoy que espera que el Congreso supere la oposición del gobierno de Donald Trump a nuevas asignaciones de emergencia para la Isla que propone la mayoría demócrata de la Cámara federal, tras los daños causados por los terremotos recientes.

“No es la primera vez que la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OMB) se opone a medidas de fondos para Puerto Rico. En todas esas ocasiones he conseguido los fondos para la isla y la firma del presidente a esas medidas. Este proceso tan solo comienza La necesidad está ahí y por eso defenderé y seguiré empujando esta aprobación”, indicó González, quien respalda la legislación.

El miércoles, OMB envió al Congreso, a nombre de la Casa Blanca, una declaración de política pública en la que sostiene que se recomendará al presidente Trump vetar la medida, pues no la consideran necesaria. La declaración vuelve a atribuir malversación fiscal al gobierno de Puerto Rico y alude a los recientes malos manejos en la distribución de suministros.

El proyecto de ley asigna $4,670 millones para mitigar los daños causados por los recientes terremotos en Puerto Rico y cualquier necesidad de mitigar otros desastres naturales en otras jurisdicciones.

González ha presentado una enmienda para que la legislación aumente de $40 millones a $210 millones los fondos de asistencia alimentaria de emergencia directamente propuestos para la isla.

“De la misma manera que expresé mi respaldo al paquete de ayudas, comuniqué mi preocupación de que se estaba trabajando esta medida excluyendo al Senado. Sé muy bien lo importante que es trabajar de manera bipartidista en el Congreso para que las cosas pasen”, indicó González, en un comunicado de prensa.

El proyecto demócrata asigna $3,260 millones en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR), $1,250 millones para mejoras a carreteras y $100 millones para las necesidades en el área de educación.

Incluye, además $15 millones para apoyo técnico a la red eléctrica y $6.75 millones para análisis de riesgos de terremotos, mejorar la planificación energética a largo plazo, crear conciencia sobre la situación energética y fortalecerla seguridad cibernética de la infraestructura crítica.

La medida incorpora el lenguaje de un proyecto aprobado en el Comité de Medios y Arbitrios para financiar en gran medida en Puerto Rico la puesta en marcha de créditos contributivos por ingresos devengados (EITC, por sus siglas en inglés) y niños dependientes (CTC), que pueden tener un impacto económico en la Isla de más de $800 millones.

Así mismo, persigue hacer permanente el aumento en el reembolso por el arbitrio al ron – garantizando 46 centavos al Fideicomiso de Conservación- revive, para la emergencia de los terremotos, los créditos federales a patronos que han retenido empleados y asigna $500 millones para créditos por inversiones en comunidades de escasos recursos, y $50 millones en créditos para vivienda a personas de escasos recursos.

En la declaración de política pública, OMB sostuvo que “este proyecto de ley equivocado agregaría $ 4,700 millones además de todos los miles de millones ya asignados a Puerto Rico, y sus disposiciones restrictivas evitarían que la administración (Trump) garantice que estos fondos se gasten bien”.

En la Cámara baja también se debaten enmiendas para separar, de los $3,260 millones en fondo CDBG-DR, $1 millón para encaminar proyectos de energía renovable, $1 millón para estudiar el impacto en la educación de los recientes terremotos y asegurar que la información sobre el uso de los fondos CDBG-DR llega a las personas que no dominan el inglés, que es la mayoría del pueblo de Puerto Rico.